Ir al contenido

Nacional | Martes 12 • Abril • 2016

Alejandro Sánchez en el acto de lanzamiento de campaña, ayer, en el subte de la Plaza del Entrevero. • Foto: Federico Gutiérrez

Lugar para todos

Sánchez destacó la “diversidad” del FA y llamó a “salir a buscar” a los descontentos: nada de lo que hagan en su casa “va a transformar el país”

El Subte Municipal fue el lugar elegido para el lanzamiento de la candidatura a la presidencia del Frente Amplio (FA) del diputado Alejandro Sánchez (Movimiento de Participación Popular, MPP), apoyada por su sector, la lista 711, Ir, el Frente en Movimiento, el Movimiento de Integración Frenteamplista, el Partido Obrero Revolucionario, el Partido Socialista de los Trabajadores y varias personalidades independientes del FA, entre ellas, las que hablaron en el acto: Andrea Apolaro, activista de las Redes Frenteamplistas; Gabriel Delacoste, de Casa Grande, grupo que dejó en libertad de acción a sus adherentes; Luis Gallo, ex senador de Asamblea Uruguay; Gustavo Gómez y Fabiana Goyeneche, ambos independientes, y Maite López (ex edila de la Vertiente Artiguista).

En un escenario semicircular, los oradores se sentaron frente a una concurrencia diversa, en la que no faltaron jerarcas como el subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri (del Nuevo Espacio, que aclaró en Twitter que su candidato es Javier Miranda pero que concurría a la actividad para acompañar a un amigo), legisladores del MPP, la lista 711 e Ir, artistas, y referentes del movimiento por la nueva agenda de derechos. La declaración de apoyo a la candidatura de Sánchez fue leída por la diputada suplente Lucía Lago. Luego los panelistas respondieron preguntas sobre distintos temas, que abarcaban desde su militancia hasta su actividad en la gestión de gobierno.

López se refirió a la importancia de volver a atraer a los jóvenes y “romper esa lógica de statu quo del ‘siempre se hizo así’”, pero no para una participación “testimonial”, sino “de incidencia real” en las decisiones del FA. Con respecto a esto, Sánchez dijo que hay que generar un FA “que no sea visto por las nuevas generaciones como el partido de sus padres o de sus abuelos, sino como el partido político en el que reside la esperanza de seguir transformando la sociedad”.

Por su parte, Delacoste se refirió a los temas del crecimiento y el desarrollo, y opinó que hay una discusión política por delante que es “cómo generar alianza social y poder para que la torta se reparta mejor”. “Hay que tener cuidado con que buenas soluciones técnicas no nos estén creando actores con los que podamos tener problemas más adelante”, advirtió. Goyeneche dijo que para profundizar la agenda de derechos es preciso “mantener los derechos en la agenda”, que “no sea una cuestión de coyuntura”, y no “hablar de educación” solamente cuando se habla de presupuesto, o de seguridad “cuando hay una ola de delitos violentos, sino en todo momento”. Al respecto, Sánchez dijo que la agenda de derechos conquistados y la que vendrá tendrán que “ser motivo de una reforma constitucional”.

Gómez afirmó que “no se puede democratizar la democracia si no se democratizan los medios de comunicación”, y criticó que los dueños de la televisión sean los mismos desde hace 60 años. Sánchez agregó que hay que reglamentar “con urgencia” la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Apolaro expresó que lo que quieren las Redes Frenteamplistas es “encontrar nuevas formas de participación en el FA”, y Gallo dijo que volvió de su “retiro activo” debido a su preocupación por “la crisis del FA”. “Necesitamos alguien que sea un renovador, un transformador y que imponga transparencia”, agregó en referencia a Sánchez.

Sánchez cerró el acto expresando que los diversos apoyos conseguidos por su candidatura demuestran que la izquierda, y el FA en particular, “tienen esto variopinto que no pueden perder nunca”. “Todas las voces tienen que estar dentro del FA”, añadió.

Más adelante sostuvo que el FA no surgió “sólo para ganar elecciones”, sino que nació como “una fuerza de izquierda que pretende transformar la realidad”, y añadió que “la batalla más importante es la de seguir levantando, porfiadamente, todos los días, la bandera frenteamplista”, aquella que sigue “uniendo a todos” y que “significa” que los frenteamplistas no soportan “la injusticia” y van “a seguir trabajando por la igualdad” y por “generar las condiciones para que haya una sociedad diferente”. Por último, llamó a “salir a buscar a todos los descontentos, enojados, porfiados e indignados, para decirles que nada de lo que hagan en el sillón de su casa va a transformar la realidad del país”.

Etiquetas