Ir al contenido

Nacional | Miércoles 13 • Abril • 2016

Roberto Markarian en el Consejo Directivo Central. Foto: Federico Gutiérrez (archivo, marzo de 2016)

Objeto de estudio

Para Markarian, proyecto sustitutivo de Sistema Nacional de Competitividad “mejora” el anterior pero tiene aspectos preocupantes.

Después de que el Poder Ejecutivo remitiera al Parlamento el proyecto de ley de creación del Sistema Nacional de Competitividad (SNC), la Universidad de la República (Udelar) realizó varias críticas y, por ejemplo, cuestionó que el proyecto subordinara la innovación a la competitividad. A fines de 2015, el Poder Ejecutivo y la bancada del Frente Amplio acordaron un proyecto sustitutivo del original. Con el nuevo texto, el SNC cambió de nombre y pasó a llamarse Sistema Nacional de Trasformación Productiva y Competitividad (SNTPYC).

Anoche, el Consejo Directivo Central (CDC) de la Udelar consideró el tema y solicitó el asesoramiento de la Asamblea General del Claustro, como lo había hecho con el proyecto de ley original. De todas formas, el rector adelantó que considera que el nuevo proyecto “mejora” el anterior, aunque también tiene puntos a mejorar. Para el rector, “merece total apoyo el propuesto cambio de denominación de la ley”, debido a que ve positivamente la inclusión de la transformación productiva como parte de la identidad de la norma.

Sin embargo, el jerarca también señaló varios puntos que le preocupan. Entre ellos, dijo que es llamativo que, al haberse integrado la Agencia Nacional de Investigación e Innovación al SNTPYC en su rol de ejecutora de políticas, no se incluya también a otras instituciones que tienen responsabilidad en la formulación de políticas de ciencia, tecnología e innovación a nivel nacional. Para el rector, tampoco queda claro “dónde se definirán las políticas nacionales de ciencia, tecnología e innovación”, ya que, según su consideración, serían “demasiado específicas” para que recaigan sobre el Gabinete Ministerial de Transformación Productiva y Competitividad.

Al mismo tiempo, Markarian señaló que “de la lectura del proyecto sustitutivo se desprende una separación entre ciencia y tecnología por una parte e innovación por otra, lo que se entiende sumamente negativo” y “en dirección contraria a las modalidades institucionales adoptadas a nivel internacional”.


Etiquetas