Ir al contenido

Deporte | Martes 12 • Abril • 2016

Sobrevivir es la meta disfrazada

Esta noche Peñarol enfrenta a Huracán; si no gana quedará eliminado de la Libertadores.

A las 19.30 los carboneros dirigidos por el Polilla Jorge da Silva se juegan la última chance de permanecer en la Copa Libertadores de América.

El partido con Huracán, en el estadio Tomás Adolfo Ducó del barrio porteño de Parque Patricios, es tan difícil como determinante en las aspiraciones que tiene Peñarol de seguir adelante en el torneo continental. Sólo el triunfo en la noche bonaerense dejará vivo al equipo uruguayo de cara a la disputa de la última etapa del grupo 4, que se jugará el martes que viene. Esa sexta fecha tendrá a Peñarol como local ante Cristal en el estadio Campeón del Siglo y a Huracán viajando al Atanasio Girardot de Medellín para enfrentar al Atlético Nacional local.

El equipo aurinegro no está confirmado para el partido de esta noche, pero se maneja que podría repetirse el equipo que el sábado salió a la cancha a jugar con Danubio: el juvenil artiguense Gastón Guruceaga estará en el arco; Matías Aguirregaray, Carlos Valdez, Maximiliano Olivera y Diogo Silvestre serán los cuatro defensas; en la mitad de la cancha se mantendrán Marcel Novick, Nahitan Nández, Nicolás Albarracín y Diego Forlán, mientras que la dupla de ataque la conformarán Cristian Palacios y el colombiano Miguel Murillo. Los otros ocho futbolistas que integran el plantel que viajó ayer a Buenos Aires son Damián Frascarelli, Fabrizio Buschiazzo, Andrés Rodales, Luis Aguiar, Tomás Costa, Hernán Novick, Rodrigo Viega y Mauricio Affonso. Maximiliano Rodríguez, Federico Valverde y Carlos Luque quedaron afuera de los convocados, este último por lesión.

Los árbitros para el match de esta noche serán los ecuatorianos Omar Ponce, Luis Vera y Ricardo Baren.

En alza

El globo viene bien y quiere aprovechar este momento positivo para clasificarse a los octavos de final de la copa esta misma noche. La semana pasada, en el Ducó, derrotó 4-2 a Sporting Cristal y se metió en la segunda posición del grupo. Además, en el campeonato local también se posiciona bien, a pesar de aquellas bajas por lesión de Patricio Toranzo y Diego Mendoza -tras el terrible accidente que sufrieron en Venezuela- a los que aún no recuperó. El sábado el equipo de Eduardo Domínguez derrotó 4-3 a San Martín de San Juan, llegó a 20 puntos y se colocó como escolta de Lanús, que tiene 25. Su goleador y figura, Ramón Wanchope Ábila, convirtió dos goles y llegó a 50 dianas en Huracán.

Marcos Díaz, que el sábado cumplió 100 partidos en el arco quemero, será el golero huracanense esta noche; José San Román, Martín Nervo, Federico Mancinelli y Luciano Balbi serán los defensas; en la mitad de la cancha jugarán Mauro Bogado y Matías Fritzler en la contención, más adelante, como mediapuntas, lo harán Ezequiel Miralles, Daniel Montenegro y Alejandro Romero Gamarra, y Ábila será el único delantero neto.

El último triunfo carbonero en Argentina data de marzo de 2011, cuando el equipo que luego llegaría a la final de la Libertadores con Diego Aguirre derrotó 3-1 a Godoy Cruz en Mendoza. En el exterior la última victoria aurinegra fue ante Iquique, en el estadio Tierra de Campeones, en febrero de 2013 por la Libertadores de aquel año.

Esta noche Peñarol tiene otra chance de amigarse con la historia y la épica copera.

Etiquetas