Ir al contenido

Nacional | Lunes 16 • Mayo • 2016

Ciudad Vieja. Foto: Iván Franco (archivo, abril de 2016)

Abrir el paraguas

Iniciado el frío, el Mides se prepara para incrementar atención a personas en situación de calle.

Durante el invierno el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) habilitará 200 cupos extras en los refugios para atender a personas en situación de calle; la capacidad actual permite albergar a 1.591 personas, y con esta medida la cifra llegará a 1.791. El dato fue anunciado en conferencia de prensa el viernes por Mayra Aldama, directora nacional de Protección Integral en Situaciones de Vulneración del Mides, que tiene a su cargo el Programa de Atención a Personas en Situación de Calle. Algunos cupos se habilitarán a partir del 23 de mayo y el resto en junio; estarán disponibles hasta setiembre. Con el frío instalado, los cupos están casi todos tomados, por eso se habilitarán otros 200, explicó Aldama.

El número de plazas es similar al de 2015, cuando el Mides tenía 1.763 y abrió 200 más durante el invierno. La mayor diferencia se observa respecto de 2005, y así lo resaltó Aldama en la conferencia de prensa: “El programa y las acciones de atención a las personas en situación de calle se inician en 2005, cuando el Mides tenía 280 cupos y siete centros. Hoy nosotros tenemos una capacidad de atención de 1.591 cupos con 51 centros, o sea que se ha expandido la capacidad de atención a personas en situación de calle. En muchas oportunidades nos han preguntado: ‘¿Eso quiere decir que hay más personas en situación de calle?’ Nosotros decimos: ‘Eso quiere decir que nosotros hemos atendido más a las personas en situación de calle’”. La directora reconoció que “es cierto que hay personas que permanecen durmiendo a la intemperie”, pero dijo desconocer cuántas están hoy en situación de calle. Anunció que el ministerio realizará un censo “para saber cuántas permanecen en la intemperie y conocer la dinámica del fenómeno y cómo se expresa en nuestro país y principalmente en la capital”. Según comentó, se buscará conocer la “trayectoria de inclusión o de exclusión social” que han tenido esas personas, su vínculo con los servicios de atención y la capacidad del Estado para protegerlas.

El último relevamiento de personas en situación de calle data de 2011, cuando se contabilizaron 1.274; de ellas, 837 habían sido censadas en refugios y 437 habían sido contabilizadas durmiendo en la calle. Ese relevamiento había alcanzado a todas las capitales departamentales y las ciudades de más de 20.000 habitantes; la gran mayoría de las personas sin techo se concentraban en Montevideo (1.023).

El Mides tiene tres programas destinados a esta población. El programa Calle, que atiende a hombres y mujeres mayores de 18 años, cuenta con 960 cupos en 31 refugios nocturnos ubicados en Montevideo, Canelones, San José, Maldonado y Paysandú. El programa Mujeres con niños, niñas y adolescentes tiene 385 cupos en 12 centros abiertos las 24 horas en Montevideo, Canelones y Paysandú. El programa Centros de cuidado y recuperación atiende a personas que además de estar en situación de calle tienen algún grado de dependencia o están en proceso de recuperación; tiene 246 cupos en nueve centros en Montevideo, Lavalleja y Treinta y Tres, algunos de ellos gestionados en acuerdo con la Administración de los Servicios de Salud del Estado y el Banco de Previsión Social.

Aldama anunció que en casos de advertencia meteorológica de color naranja, los centros nocturnos estarán abiertos las 24 horas.

En 2011 la tercera parte de las personas contabilizadas pernoctaba en las calles. Aldama destacó que el Mides cuenta con equipos técnicos móviles en Montevideo para atender a las personas que viven en la calle, que establecen nexos para que accedan a la asistencia sanitaria, identidad y alimentación. Esos equipos son los que responden a los avisos sobre personas en situación de calle que se recepcionan por el 0800 8798. Aldama reconoció que hay personas que no quieren ir a refugios, pero insistió en la necesidad de mantener un contacto permanente con ellas, porque a veces se consigue que cambien de opinión. Si la persona que está en la calle presenta un problema de salud, el Mides recomienda a la ciudadanía llamar al 105.

Etiquetas