Ir al contenido

Deporte | Jueves 12 • Mayo • 2016

En construcción

Se asoma la oncena aurinegra para el clásico del domingo.

Ayer, al cierre del horario de venta al público, se habían vendido cerca de 40.000 entradas para el clásico que Peñarol y Nacional jugarán el domingo a las 15.30 en el estadio Centenario por la 12ª fecha del Torneo Clausura.

Rápidamente los socios, butaquistas y palquistas aurinegros, quienes ingresarán gratis en las tres tribunas disponibles para ellos (Ámsterdam, Olímpica y América), fueron los primeros en hacerse con sus localidades. Ayer se sumó la venta de boletos para los socios de Nacional, a $ 400 la Colombes y $ 650 la América, que también se fueron vendiendo a buen ritmo. Recién mañana se habilitará la venta al público en general, para quienes estará disponible el remanente de localidades. Los precios para los hinchas bolsos no variarán, mientras que para los carboneros la Olímpica -la única tribuna para la que habrá boletos disponibles- costará $ 450. Hasta el sábado hay tiempo para comprar localidades y no quedarse afuera del clásico. Tanto el canje como la venta se llevan a cabo en los locales de Redpagos de todo el país.

En cuanto a lo deportivo, por ahora Nacional está enfocado de lleno en el partido de esta noche por la Copa Libertadores y recién mañana pensará en el clásico. Peñarol, por su parte, ayer tuvo una nueva jornada de entrenamientos en Los Aromos, en la que se pudo recabar algunas pistas sobre cuál sería la oncena que comenzará jugando el domingo.

Jorge da Silva afirmó que tiene el equipo, pero no lo hizo público. En el plano de la especulación, y de acuerdo con lo que se pudo ver ayer, hay una oncena que aparece como la posible titular: Gastón Guruceaga en el arco; línea de cuatro con Matías Aguirregaray, Carlos Valdez, Guillermo Rodríguez y Maximiliano Olivera; Federico Valverde, Nahitan Nández, Marcel Novick y Luis Aguiar serían los cuatro del medio, mientras que Diego Forlán y el colombiano Miguel Murillo serían los delanteros. El arquero y la línea final no se tocan, algo que parece lógico. En la mitad de la cancha es donde puede haber más variantes, al menos si se toma como referencia el último partido de Peñarol con Villa Teresa. La generación de fútbol no convence a Da Silva, quien tras varias pruebas volvería a incluir en el equipo al experimentado Aguiar y dejaría afuera a Hernán Novick. Además, Nicolás Albarracín, otro que en el último tiempo ha integrado el equipo titular, también iría al banco de suplentes porque -¿alguien lo dudaba?- Forlán jugará el clásico desde el vamos.

Por otra parte, el último par de goles del colombiano Murillo parece haber convencido al entrenador a la hora de pensar la ofensiva. Con esa variante, Murillo desplazaría al banco de suplentes al juvenil Diego Rossi, de buenas participaciones en los encuentros en los que le tocó jugar.


Etiquetas