Ir al contenido

Nacional | Viernes 27 • Mayo • 2016

Fernando Pereira. Foto: Sandro Pereyra (archivo, junio de 2015)

Los que tienen más

PIT-CNT propuso plan alternativo que grava más al capital y aumenta IRPF sólo a salarios superiores a 100.000 pesos.

El PIT-CNT entregó ayer al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) una propuesta alternativa a las “medidas de consolidación fiscal” que presentó el Poder Ejecutivo el lunes. El planteo procura contribuir “a una mejor distribución de la carga tributaria para que sea más equitativa” y evitar “los recortes o postergaciones en las necesarias inversiones públicas y en el gasto social previstos en el Presupuesto Nacional aprobado el año pasado”, según se argumenta en el documento entregado por el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, el secretario general, Marcelo Abdala, Milton Castellano y Alejandra Picco, estos dos últimos del Instituto Cuesta Duarte. En el MEF fueron recibidos por el subsecretario Pablo Ferreri y el asesor Martín Vallcorba. No estuvo en la reunión el titular de la cartera, Danilo Astori.

Abdala explicó que se propone que “los ingresos salariales más bajos no paguen” el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF); “que la segunda franja se convierta en dos”; “modificar el sistema de deducciones, porque no está bien que pague lo mismo una persona que tiene muchos hijos que una que no tiene”. “Son cuestiones vinculadas al concepto de distribución de la riqueza, planteando además que puedan ser gravados en mayor medida los distintos ingresos del capital y otras cuestiones de contexto, como cambiar los criterios de las pautas salariales para la negociación colectiva, tener políticas activas de empleo, y que efectivamente se genere una solución para los trabajadores de más de 50 años presos” de las AFAP, agregó el dirigente.

El PIT-CNT señala que mientras que en la propuesta del gobierno los impuestos al trabajo aportan 72% de la recaudación y los que gravan al capital 28%, en el planteo alternativo los impuestos al trabajo representan 20% del total y los del capital, 80%.

La central de trabajadores propone establecer ocho franjas para el cobro del IRPF, partiendo en dos la cuarta, en el entorno de los 100.000 pesos. La franja que va de 0 a 23.380 permanecería sin aportar IRPF, la que va de 23.380 a 33.400 pesos continuaría aportando 10%, pero mientras que el gobierno plantea gravar con 3% más las franjas que van de 33.400 a 50.100 pesos y de 50.100 a 167.000 pesos, el PIT-CNT propone que la tercera franja siga aportando 15% y que la cuarta se divida entre salarios de 50.100 a 100.200 pesos, y que estos sigan aportando 20%, mientras que los salarios entre 100.200 y 167.000 pesos pasen a aportar 5% más (25% en total).

Además, propone que la franja entre los 167.000 y los 250.500 pesos, que actualmente aporta 22%, pase a aportar 8% más (el gobierno planteó 4% más); que la franja entre los 250.500 y los 384.000 pesos, que aporta 25%, pase a pagar 10% más; y que los salarios superiores a 384.100 pesos, que hoy aportan 30%, paguen 12% más (para estas dos últimas franjas, el gobierno planteó también un aumento de 4%).

El documento presentado ayer propone además que las deducciones sean de 10% en la primera franja, 15% en la segunda y 20% en todas las demás; plantea ampliar de 25 a 30% el aumento del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE), que es lo que se pagaba previo a 2007, manteniendo 7% de incremento en el caso de reparto de utilidades; aumentar las tasas de impuesto al patrimonio y reducir su mínimo no imponible, y rever una parte de los activos exentos del pago de ese impuesto, que son básicamente títulos de deuda pública, valores emitidos por el Banco Central, patrimonios de inversiones realizadas al amparo de la Ley de Promoción de Inversiones, los patrimonios que están en zonas francas y una parte de los patrimonios de origen agropecuario.

En resumen, la propuesta aumenta los ingresos fiscales en 437.000.000 pesos, que se conforman por 199.000.000 pesos provenientes de la categoría 1 del IRPF, 18.000.000 del Impuesto a la Asistencia a la Seguridad Social, 260.000.000 del IRAE y de la categoría 2 del IRPF, y 90.000.000 del Impuesto al Patrimonio. Con una reducción de gastos de 40.000.000 pesos y volcando 50.000.000 a descontar 2% del Impuesto al Valor Agregado, el ajuste acumula 477.000.000 pesos.

La propuesta del gobierno no toca el Impuesto al Patrimonio, recauda por el aumento al IRPF categoría 1 unos 283.000.000 pesos y por el IRAE e IRPF categoría 2, 100.000.000 pesos; el total de los cambios suman 476.000.000 pesos.

Etiquetas


Seguí leyendo sobre esto: