Ir al contenido

Internacional | Viernes 13 • Mayo • 2016

Tarda, pero llega

Alemania reparará a miles de hombres que fueron perseguidos y condenados por ser homosexuales.

El gobierno alemán anunció que indemnizará y eliminará los antecedentes de miles de hombres que fueron perseguidos y condenados entre 1949 y 1994 por ser homosexuales, algo que el artículo 175 del Código Penal castigaba con hasta seis años de cárcel. El ministro de Justicia de Alemania, Heiko Maas, explicó que el objetivo es lanzar un “mecanismo legal” que repare a quienes sufrieron la persecución, la discriminación, la tortura y la condena en prisión por su orientación sexual. “Nunca podremos eliminar por completo las atrocidades cometidas por el Estado, pero queremos reparar a las víctimas”, dijo Maas en un comunicado. “Los hombres homosexuales que fueron sentenciados ya no deben tener que vivir con la sombra de la condena”, agregó.

Según datos del Ministerio de Justicia alemán, unas 50.000 personas fueron condenadas entre 1949 y 1969, año en que Alemania modificó en parte esta legislación. Otras 3.500 fueron sentenciadas desde entonces hasta 1994, cuando la ley fue finalmente derogada. “El artículo 175 fue una vergonzosa excepción en la historia del derecho alemán”, dijo la directora de la Agencia Federal Antidiscriminación, Christine Lüders, en la presentación del informe en Berlín. “La legislación no puede seguir contemplando esta injusticia, y el colectivo homosexual todavía sigue soportando que las sentencias y juicios emitidos en su contra no hayan sido revocados”, cuestionó.

Además, Lüders pidió a los políticos de todos los partidos que valoren estas indemnizaciones “objetivamente”. La agencia contra la discriminación del gobierno alemán aclaró, por otro lado, que los homosexuales en el país no sólo padecieron “el dolor, la vergüenza y la estigmatización”, sino que, además, vivieron “en muchos casos” la “pérdida de su puesto de trabajo, vivienda y marginación social”. La iniciativa fue aplaudida por la Federación de Gays y Lesbianas de Alemania, que pidió que la ley fuera aprobada en la actual legislatura porque “el tiempo apremia”.

Etiquetas