Ir al contenido

Nacional | Lunes 27 • Junio • 2016

Las raíces jurídicas

Frente Amplio acordó por amplia mayoría reformar la Constitución; en setiembre elegirá el mecanismo.

Por 98 votos en 110, y con la oposición de Asamblea Uruguay, el Movimiento Popular Frenteamplista y un voto de la coordinadora M, el Plenario del Frente Amplio (FA) expresó el sábado su voluntad de reformar la Constitución. No hubo acuerdo sobre el mecanismo de reforma, y ese tema se resolverá en otro plenario, el 10 de setiembre. El Partido Socialista (PS) y el Partido Comunista del Uruguay (PCU), entre otros sectores, se inclinan por convocar una convención nacional constituyente, mientras que la Vertiente Artiguista y el Nuevo Espacio prefieren el mecanismo de iniciativa popular y el Movimiento de Participación Popular todavía no definió una vía para la reforma.

El plenario aprobó un documento elaborado por una comisión que se reunió este año y el año pasado para analizar el tema (ver “Diez puntos”), y que definió como un “fundamental objetivo estratégico” la reforma constitucional durante el actual período de gobierno. Encomendó a la comisión seguir trabajando en los contenidos y hacer una ronda con organizaciones sociales para intercambiar ideas sobre el tema, informó a la diaria el dirigente socialista Manuel Laguarda, integrante de la comisión.

Daniela Payssé, senadora de Asamblea Uruguay, explicó a este medio que su sector entiende que el momento actual no es oportuno para reformar la Constitución, porque hay “una cantidad de tareas pendientes que requieren de nuestra mayor dedicación para poder consolidar los cambios”, y porque es preciso generar antes “un amplio apoyo social y político”. “No puede ser la reforma de un partido político, debe ser un pacto social, y para eso hay que trabajar mucho”, consideró. Payssé sostuvo que el mecanismo de la convención constituyente implicaría un “internismo que está totalmente desfasado con la realidad, que nos está diciendo que tenemos otras cosas y no podemos estarnos dedicando a esto”.

La decisión del FA generó rechazo en la oposición, que se expresó en Twitter. “Ayer criticando a los dueños de los medios, hoy proponiendo reformar la Constitución; cada día tienen menos claras las prioridades”, escribió el senador colorado Pedro Bordaberry. “Gobiernen, resuelvan los problemas de la gente y dejen de lado fuegos artificiales que distraen la atención. Parecen los músicos del Titanic”, opinó el senador nacionalista Jorge Larrañaga, que calificó la propuesta de reformar la Constitución de “ridícula e irresponsable”.

Diez puntos

En el documento “Consensos, avances y coincidencias”, la comisión del FA enumera los puntos que el grupo entendió pertinente debatir de cara a una eventual reforma de la Constitución.

1. Dignidad y derechos humanos. Se entiende importante “consolidar la nueva agenda de derechos en clave de inclusión social, igualdad y no discriminación”.

2. Nacionalidad y ciudadanía. Se plantea la necesidad de promover “la activa integración de los uruguayos que están radicados en forma permanente en el exterior” por medio “del ejercicio de sus derechos políticos en general y el voto en el exterior en particular”.

3. Democracia y Poder Legislativo. Aquí se propone “realzar el papel del Poder Legislativo”.

4. Justicia y Poder Judicial. Se plantea introducir cambios en el sistema de selección, designación, ascenso y capacitación de jueces y magistrados, precisando sus cometidos y rediseñando su funcionamiento institucional.

5. Equilibrio y relación entre los poderes. Hay un “firme acuerdo en redefinir el veto presidencial, reducir al máximo las esferas que no tengan control parlamentario, potenciar las comisiones investigadoras parlamentarias, así como rediseñar el control de constitucionalidad de las leyes”.

6. Ética y transparencia pública. Se propone fortalecer a la Junta de Transparencia y Ética Pública y al Tribunal de Cuentas.

7. Descentralización. Se plantea fortalecer el tercer nivel de gobierno.

8. Ambiente. Se propone establecer “de forma clara y explícita” normas que consagren la obligación del Estado de proteger el ambiente.

9. Integración regional. Se plantea ubicar “a texto expreso” una definición de inserción internacional que vaya en línea con la integración regional.

10. Modernización del derecho de propiedad. Se propone contemplar en la Constitución “nuevas formas de propiedad social, comunitaria y cooperativa”.

Como temas pendientes de discusión, porque no recogieron acuerdos amplios en la comisión, el informe menciona la consagración constitucional del Sistema Nacional de Cuidados y del concepto de renta básica, modificar el balotaje, separar elecciones nacionales y departamentales, y consagrar un sistema unicameral, entre otros.

Etiquetas