Ir al contenido

Nacional | Lunes 27 • Junio • 2016

Los medios para el fin

Rispideces entre dos diputadas que buscan la construcción de un memorial afro en Montevideo.

En el Parlamento existe la voluntad de aprobar una ley que dé lugar a un memorial a la resistencia africana en Uruguay, y la iniciativa no parece generar ningún rechazo de los partidos políticos presentes en el Poder Legislativo. El problema es que no hay uno sino dos proyectos de ley presentados, y que debido a la falta de acuerdo entre las iniciativas todavía no se ha logrado consenso acerca de qué es lo que se va a impulsar.

Si bien la propuesta a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes fue de la diputada nacionalista Gloria Rodríguez, todos los integrantes de ese cuerpo firmaron un proyecto de ley el 9 de diciembre de 2015 que declara de interés general la “inmediata ejecución del proyecto ‘Memorial a la resistencia africana y su diáspora’ ‘Trata Transatlántica de Africanos y Africanas Esclavizados’”, a ubicarse en un predio perteneciente a la planta de alcoholes de ANCAP en el barrio Capurro, el lugar del “Caserío de los Negros”. El texto encomienda a un conjunto de instituciones la instrumentación del proyecto y dispone un fondo de 500.000 dólares, que podrá integrarse de forma público-privada, para su construcción. “Desde hace décadas, antropólogos, arqueólogos, historiadores y activistas afro, han planteado la necesidad de rescatar para la memoria histórica y cultural del Uruguay el ‘Caserío de los Negros’: Construcciones utilizadas durante la trata esclavista como lugar de cuarentena antes de la comercialización en nuestro territorio, o en tránsito hacia otros lugares de América, de las personas de origen africano que eran esclavizadas”, explica la exposición de motivos del proyecto.

Menos suerte tuvo un proyecto que incluía una propuesta similar, presentado tres meses antes por la diputada suplente Susana Andrade (Frente Amplio-FA) en la Comisión de Educación y Cultura de la misma cámara. El texto no llegó a ser estudiado en ese cuerpo. “Cuando me enteré de que estaba siendo tratado un proyecto que había entrado después que el mío, hablé con mi bancada y se definió enviar mi iniciativa a la comisión donde se estaba tratando el otro”, explicó Andrade. Para eso, sostuvo, debió realizar un pedido de “rectificación de comisión”, que Rodríguez se negó a firmar, excusándose en que necesitaba consultarlo con las organizaciones de la sociedad civil con las que venía trabajando. Ante la situación, Andrade también informó a su bancada de esta respuesta, “porque, de alguna forma, la persona que estaba haciendo interferencia era ella [Rodríguez]”.

La legisladora oficialista aseguró que su proyecto “tiene otro alcance” que supera al presentado por Rodríguez, ya que “no se resume en la construcción del memorial”. Si bien también cuenta con tres artículos, “declara de interés nacional la investigación histórica, cultural y antropológica sobre la presencia afrodescendiente en Uruguay, y todo aporte científico que facilite la reconstrucción de dicho legado”; crea un fondo mediante la Agencia Nacional de Investigación e Innovación para “iniciar o solventar esta investigación”, y por último, le encomienda al Ministerio de Transporte y Obras Públicas “la conservación y puesta en valor del denominado ‘Caserío de los Negros’, así como la instauración de un Memorial Africano en dicho lugar”.

También Andrade habló de que existen “investigaciones recientes” acerca de la ubicación del Caserío de los Negros. “Antes se decía que estaba dentro de la planta de ANCAP, tal como establece el otro proyecto, pero esas investigaciones se han superado, y hoy en día se han ubicado restos de muros perimetrales donde está la Escuela Capurro”. Además, consideró que el monto de dinero que se maneja en la iniciativa de Rodríguez es excesivo: “Con las dificultades económicas que tiene el país, para la construcción de un memorial 500.000 dólares es una cifra que le pone un candado a una ley con la que mucha gente va a estar esperanzada”. Según dijo, para construir el memorial “no se precisa una ley, sino voluntad política, presupuesto y la aprobación de la comunidad y los organismos que puedan posibilitarlo, por eso nos pareció el camino poner el tema en los organismos de la ciudad: la Intendencia, la Junta Departamental y el Municipio C”. Andrade dijo que tanto su trabajo como el de Rodríguez son “bienvenidos”, aunque sostuvo que no sabe si se podrá llegar a un acuerdo sobre un proyecto conjunto porque su iniciativa “tiene otra proyección”.

Por su parte, Rodríguez sostuvo que es necesario que “esto salga, o nuevamente nos vamos a quedar sin nada”. “Este proyecto no lo llevo como un tema propio, sino de toda la comisión, para evitar este tipo de cosas. Nos gustaría mucho que Andrade pueda participar”, dijo respecto de su discusión. La diputada nacionalista recordó que luego de que los integrantes de la Comisión fueron a la zona del Caserío, “a los 15 días fue la diputada [Andrade] a visitar al intendente de Montevideo”: “No podemos entrar en esa. El fin acá es el mismo. Si no, lo que vamos a lograr es no tener nada, y yo no quiero ser la piedra para que esto no salga”, explicó.

Desde la Comisión de Derechos Humanos, la diputada del FA Mercedes Santalla dijo que se buscará incluir los dos proyectos a estudio en el cuerpo y “sacar un proyecto en común”: “Tienen cosas diferentes; entonces, hay que priorizar cosas de los dos para que salga uno”.

Etiquetas