Ir al contenido

Nacional | Miércoles 08 • Junio • 2016

No convence

CDC de la Udelar disconforme con proyecto que crea Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad.

El proyecto de ley que creaba el Sistema Nacional de Competitividad fue modificado en la Cámara de Diputados y, entre otros, tuvo un cambio en el nombre de la institucionalidad que crea: ahora será el Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad. Los cambios se debieron a, entre otras razones, las críticas que realizó la Universidad de la República (Udelar). La Comisión de Hacienda le pidió a la Udelar su opinión respecto del texto sustitutivo, pero el proyecto ya tuvo media sanción en la cámara baja, con el voto de los diputados frenteamplistas, y ahora comenzó su discusión en el Senado. Pese a los cambios, ayer el Consejo Directivo Central (CDC) universitario resolvió por unanimidad manifestar su “disconformidad” con el proyecto de ley, y en los próximos días emitirá un pronunciamiento en base a una declaración sobre el tema de la Asamblea General del Claustro (AGC) de la Udelar del 25 de mayo.

Si bien tanto el rector, Roberto Markarian, como la declaración de la AGC evalúan como positiva la nueva denominación y la integración prevista -más amplia- para el Gabinete de Transformación Productiva y Competitividad, consideran que existe una “falencia en la definición de la elaboración programática de las políticas de ciencia, tecnología e innovación”.

La declaración de la AGC considera que con el nuevo texto queda separada “la agenda de investigación y la agenda de innovación”, ya que no se explicita el vínculo entre la Agencia Nacional de Investigación e Innovación y el Gabinete de Transformación Productiva y Competitividad. En la discusión en el CDC, así como en la declaración de la AGC, se marcó la “falta de definición sobre quién elabora la política de innovación y su vinculación con la política de ciencia y tecnología, dos dimensiones que en las modalidades institucionales adoptadas a nivel internacional se busca articular cada vez más estrechamente”, lo que podría derivar en “consecuencias no deseadas, como la construcción de una agenda de innovación con muy leve base en los conocimientos científicos generados, y una agenda de investigación que genere un conocimiento desvinculado o poco vinculado con la realidad productiva del país”. “Sobra institucionalidad y falta el diseño de políticas que aumenten las capacidades para desarrollar la ciencia, tecnología e innovación”, añadió el decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Álvaro Rico. En la declaración de la AGC, se considera que sería “enriquecedor” que existieran estímulos a la compra pública de tecnología, para acrecentar la demanda de innovación.

En función de estos argumentos es que se acordó la “disconformidad” con el proyecto, por entender que “los aspectos mencionados empeoran la situación actual referida a la Ciencia, Tecnología e Innovación”, y se señala la “inconveniencia” de que el proyecto de ley se apruebe tal como está. Ayer, durante la discusión del tema en el CDC, se acordó incorporar una referencia a la creación, en la Ley de Presupuesto 2015-2019, de la Secretaría de Ciencia y Tecnología en la órbita de Presidencia de la República, tema que hasta el momento está “completamente parado”, informó Markarian.

Postergados

El CDC también se refirió ayer a la situación en que queda la Udelar tras los anuncios del lunes del ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori. La institución no se encuentra entre las que mantuvieron los recursos previstos en la Ley de Presupuesto; sólo se les mantendrán los recursos previstos a la Agencia para el Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información, el Instituto Pasteur, el Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas y el Centro Uruguayo de Imagenología Molecular. En la propuesta original del Poder Ejecutivo Ejecutivo para la Rendición de Cuentas, se le postergaban a la Udelar gastos por un total de 544 millones de pesos, de 2017 para 2018. En el CDC Markarian comentó que ayer se reunió con diputados del Frente Amplio, a quienes consultó al respecto pero dijo que “las respuestas fueron contradictorias; uno de ellos dijo que había que esperar que llegara el proyecto [...]y otros [...] que nos quitarían todo”.


Etiquetas