Ir al contenido

Nacional | Viernes 24 • Junio • 2016

No ha cambiado nada

Vázquez contrario a aplicar Carta Democrática de la OEA sobre Venezuela y en desacuerdo con “actitud” de Almagro.

El presidente Tabaré Vázquez dijo ayer que “no se dan las condiciones” para aplicar la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre Venezuela y agregó que tampoco está de acuerdo “con la actitud” del secretario general de la OEA, Luis Almagro. “Ya lo hemos dicho, estando en la Unasur [Unión de Naciones Suramericanas] y estando en la presidencia pro témpore del Mercosur. No ha cambiado nada, voy a transmitir la presidencia pro témpore del Mercosur a Nicolás Maduro [el presidente de Venezuela] a fines de junio. Hay que ayudar todo lo que se pueda [a Venezuela] sin herir la autodeterminación del pueblo para definir sus temas internos”, afirmó el presidente uruguayo.

Vázquez fue consultado a raíz de que ayer hubo una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA convocada para analizar el informe de Almagro sobre la situación en Venezuela. Durante el encuentro, Almagro pidió a los países miembros que aplicaran la Carta Democrática para “defender a un pueblo que necesita voz” y “para mantenerse del lado correcto de la historia”. Según informó la agencia de noticias Efe, el secretario general argumentó que el Consejo Permanente “debería adoptar las medidas necesarias para abordar la crisis humanitaria inédita e innecesaria en Venezuela”, “expresarse respecto a los presos políticos” y “apoyar la voluntad del pueblo venezolano en su solicitud de un referendo revocatorio”. Además, se manifestó a favor de crear “un grupo de países amigos de la OEA” que acompañe el proceso de mediación que impulsa la Unasur en Venezuela, tal como había propuesto Argentina en el organismo. Finalmente, la sesión tuvo lugar pero terminó sin que se propusiera una votación.

Tres de los países que participaron en la sesión de ayer, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, pidieron la renuncia de Almagro, y la canciller venezolana lo acusó de “estar convirtiendo la OEA en un tribunal de inquisición contra Venezuela”.

Vázquez habló después de inaugurar el Campus de Aprendizaje, Investigación e Innovación de Tacuarembó, en el marco de la realización del Consejo de Ministros abierto que se desarrollará hoy desde las 9.00 en la plaza Constitución de San Gregorio de Polanco. Se trata de un centro universitario para la región Noreste del país, ubicado en la Estación Experimental del Instituto de Investigación Agropecuaria (INIA). Después de la reunión y durante el sábado, los ministros y otras autoridades del Poder Ejecutivo mantendrán encuentros con organizaciones de la sociedad civil del departamento, como parte de la estrategia del presidente denominada “gobierno de cercanía”.

En rueda de prensa, el mandatario también negó haber pedido confidencialidad en la declaración jurada de bienes de su esposa, María Auxiliadora Delgado, a la Junta Nacional de Transparencia, tal como había hecho trascender un medio de prensa. “Es mentira”, dijo Vázquez al ser consultado sobre el tema, y luego se manifestó a favor de que todas las personas con actividad pública presenten declaraciones juradas de bienes, incluyendo a los dueños de los medios de comunicación y sus cónyuges: “Deberían hacer declaraciones juradas de los bienes que tienen, para abrir un camino de claridad”. “¿Quién va a discutir la importancia que tienen los medios en formar opinión, en su referencia tan importante y seria para la población?”, preguntó el mandatario.

También se dirigió a los sectores del Frente Amplio (FA) que criticaron aspectos del acuerdo alcanzado sobre la Rendición de Cuentas, que incluye la postergación de algunos gastos, por ejemplo, en educación. Vázquez dijo que lo que aprendió en el FA es que “los acuerdos se hacen para cumplirse, como decía el general Seregni” y agregó que cuando fue presidente de la coalición dijo “lo mismo”: “Los acuerdos se hacen para cumplirse, eso demuestra seriedad”.


Etiquetas