Ir al contenido

Nacional | Miércoles 08 • Junio • 2016

Política de Estado

Propuesta del Ejército para “educar en valores democráticos” a los “ni ni” cuenta con el aval del Ministerio de Defensa.

El Ejército ocupa los primeros lugares en el ranking de cantidad de propuestas presentadas al Diálogo Social convocado por el gobierno, junto a la iglesia católica y el Ministerio de Industria, Energía y Minería. La más notoria de ellas trascendió a raíz de declaraciones del comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, a El Espectador el 26 de abril. En esa instancia, Manini Ríos explicó que se propone “llevar a las unidades militares” a “todos aquellos ciudadanos” que “no están trabajando ni estudiando” y “darles en ellas una educación cívica, darles cierta disciplina, normas de higiene, enseñarles oficios, darles la posibilidad de poder transitar por la vida con ciertas herramientas que hoy en su estado de marginalización no tienen”. Agregó que el Ejército podría proveer entre 700 y 800 plazas y que la idea “no sería formar soldados, sino formar voluntarios de protección civil, o como se les quiera llamar”. Dijo también que sería “bueno darles algún estímulo, algún viático; en nuestra propuesta hablamos de darles 50% de lo que es la remuneración de un soldado”.

Ayer Manini Ríos, acompañado del subsecretario de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, asistió a la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados para dar detalles de esta iniciativa. Al comienzo de la reunión, Menéndez dejó en claro que “el Estado uruguayo está detrás de este planteo” y que la propuesta cuenta con el completo aval del ministerio, informaron a la diaria los diputados Constante Mendiondo (Frente Amplio) y Gonzalo Novales (Partido Nacional).

Se aclaró que no se estaba planteando una instrucción militar ni que los jóvenes utilizaran armas, sino que el Ejército colaborara con impartir una “educación en valores democráticos y republicanos, y sobre todo de convivencia, porque gran parte de la gente hoy los ha perdido”, explicó Novales.

Mendiondo informó que el Ejército dejó en claro que se trataba de un ofrecimiento, tanto de oficiales que podrían encargarse de la propuesta pedagógica, como de instalaciones y logística para llevarla a cabo, pero que no querían “vulnerar las responsabilidades de otras instituciones”. “Aclararon que si las instituciones educativas aportaban los docentes, mucho mejor”, acotó.

“Es un aporte que se hace desde un lugar para un colectivo de muchachos que están con dificultades, no nos olvidemos de que en muchas ciudades del interior la gente con más dificultades ingresa al Ejército porque es su única posibilidad laboral”, reflexionó el diputado frenteamplista. Novales, en tanto, valoró que la iniciativa es “muy positiva, muy ambiciosa, y ojalá se pueda llevar adelante”. “No tiene nada que ver con un servicio militar obligatorio. Es nada más que un aporte por parte del Ejército Nacional o del Ministerio de Defensa Nacional [MDN] para tratar de mostrar una voluntad de superar un momento muy complicado para mucha gente joven. Hay preocupación porque hay cosas que no están funcionando bien con cierta parte de la juventud”, dijo el legislador nacionalista, y puso como ejemplo lo sucedido en el barrio Marconi.

Ideas más

La propuesta del Ejército, presentada con la intención de “mejorar la situación de seguridad pública”, no es la única remitida al Diálogo Social. En total son ocho las iniciativas que partieron de instituciones y centros del MDN.

Una propuesta del Departamento de Estudios Históricos del Estado Mayor del Ejército apunta a “profundizar el conocimiento histórico militar nacional” para el “afianzamiento cultural del país” en una sociedad “cada vez más globalizada”. Sugiere estudiar aspectos de la historia como la constitución de Uruguay como una frontera entre los imperios portugués y español, y las luchas de la independencia con el artiguismo. “Posteriormente, las luchas internas contra la subversión, así como el accionar de las fuerzas militares del país en el exterior en el marco de la Organización de las Naciones Unidas, dejan como consecuencia una historia militar cuyo estudio puede contribuir a afianzar una visión histórica nacional general y una visión integral de la identidad uruguaya”, continúa la propuesta.

Se ofrecen para elaborar y difundir “investigaciones de carácter histórico militar” y para colaborar en la organización de talleres, exposiciones y conferencias de orden histórico, de modo de difundir “el ideario artiguista como factor de definición de la nacionalidad oriental”.

Hay también una propuesta de la Brigada de Ingenieros N° 1 para utilizar sus capacidades para “dar respuesta a problemas en la infraestructura”. Otra propuesta del Ejército consiste en desarrollar un sistema informático que permita la integración de organismos estatales en el acceso a la información para el control del comercio, registro de armas y actividades de turismo cinegético (de caza) en el país. Una iniciativa del Centro de Altos Estudios Nacionales (Calen) del MDN propone realizar un análisis de la afectación del cambio climático a la defensa nacional, el Instituto Militar de Estudios Superiores propone dictar cursos de preservación del medioambiente y el Servicio Geográfico Militar presentó la idea de implementar un observatorio nacional del nivel medio del mar.

El Calen remitió otra propuesta para analizar las condiciones de seguridad que garanticen el desarrollo del país, como “la neutralización de amenazas a la integridad territorial, la protección de líneas de comunicaciones en los espacios terrestre, marítimo y aéreo, la protección de los recursos naturales y la infraestructura estratégica del país”.

Etiquetas