Ir al contenido

Deporte | Martes 14 • Junio • 2016

Sin lugar para sorpresas

España e Italia ganaron ayer en sus respectivos estrenos en la Eurocopa que se está celebrando en Francia.

Al equipo español del bigotón Vicente del Bosque se le hizo duro el debut en Toulouse ante el aguerrido equipo de República Checa, pero cuando parecía que la historia iba a terminar en empate apareció el zaguero catalán Gerard Piqué para marcar, a los 87 minutos de juego, el tanto que le dio la victoria a la furia por un marcador de 1-0. Piqué -que desde hace tiempo es silbado por una parte de la afición española cada vez que juega por la selección, debido a su defensa pública de la soberanía catalana- celebró el gol plantado ante su propia hinchada, que incluyó en la celebración algunos insultos para el defensa goleador. Con esta victoria España quedó primera en el grupo D junto a Croacia, que el domingo había derrotado 1-0 a Turquía. En la segunda fecha del grupo, que se jugará el viernes, los españoles enfrentarán a Turquía en Niza, mientras que croatas y checos se medirán en Saint-Étienne.

Ayer también sufrió pero ganó la selección italiana, que terminó venciendo 2-0 a Bélgica en Lyon. Emanuele Giaccherini, volante de Bologna, anotó el primer gol de la azzurra a los 32 minutos, a pesar de que el dominio del partido lo tuvieron los belgas. El equipo rojo manejó la pelota la mayor parte del partido, pero le costó agredir a su rival y cuando lo hizo se encontró con una buena noche del veterano Gianluigi Buffon.

Cuando los belgas ya estaban resignados echando el resto, Graziano Pelle, delantero del Southampton inglés, puso el 2-0 definitivo. Los italianos son los únicos punteros del grupo E, que ayer se abrió con el empate 1-1 entre Irlanda y Suecia. El viernes Italia chocará con Suecia en Toulouse, y el sábado en Burdeos jugarán belgas e irlandeses.

Hoy la Euro continuará con los dos partidos que pondrán en marcha el último grupo en iniciarse, el F. En Burdeos a las 13.00 jugarán Austria y Hungría, y a las 16.00 en Saint-Étienne lo harán Portugal e Islandia.

Etiquetas