Ir al contenido

Nacional | Jueves 30 • Junio • 2016

Un cordero de mi estilo

En 2014, José Mujica había anunciado que el gobierno de entonces estaba elaborando un informe técnico que probaría a las autoridades de Estados Unidos que la carne ovina uruguaya estaba libre de aftosa. El vínculo con aquel país era Edward Ávalos, funcionario del Departamento de Agricultura, un nombre que, además, se manejaba como posible sucesor de Julissa Reynoso en la embajada en Uruguay. El movimiento dio sus frutos: ayer, el titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, anunció que Ávalos le comunicó que Estados Unidos habilitará en su Registro Federal la norma de bioseguridad que le permite comprar carne ovina con hueso uruguaya. La norma se hará efectiva mañana, y en los 60 días siguientes se abre un plazo para que el gobierno de allá y las empresas de acá establezcan contactos bilaterales e intercambien comentarios y sugerencias con vistas a concretar negocios.

“Lo que queremos es la inserción competitiva de los productores nacionales en las cadenas de valor y poner en práctica los compartimentos sanitarios para acceder a las condiciones que nos exigirá esta norma”, dijo Aguerre, que informó que el Instituto Nacional de Innovación Agraria estuvo trabajando en Cerro Colorado, Flores, para desarrollar un protocolo que incluye enviar muestras de sangre y trasladar a las ovejas a predios donde no haya contacto con vacunos y la alimentación sea variada. Unos “cuatro o cinco meses” después, se podrán faenar y exportar.

El ministro habló en conferencia de prensa sobre la importancia de generar conocimiento técnico y experiencia para que “muchos productores visualicen el rubro ovino como una alternativa de crecimiento y desarrollo”. A partir de hoy, el MGAP estará abierto a consultas para los interesados en generar contactos con los posibles nuevos compradores. Según datos oficiales, en Uruguay hay 15.000 productores ovinos, y 13.000 son de pequeña y mediana escala. Estados Unidos ya le compra a Uruguay carne de oveja sin hueso, por un valor de unos 600 millones de dólares por año.

Etiquetas