Ir al contenido

Internacional | Viernes 29 • Julio • 2016

Capaz que sí

Rajoy aceptó el encargo de formar un gobierno, pero instaló varias dudas.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aceptó ayer el encargo de formar gobierno que le hizo el rey Felipe de Borbón, como establece la Constitución española. Sin embargo, el líder del conservador Partido Popular (PP) no terminó de aclarar el camino que piensa recorrer a partir de ahora, incluso si se presentará o no a una sesión de investidura en el Parlamento.

Su partido fue el más votado en las elecciones de junio, en las que obtuvo 137 diputados, pero necesita del apoyo o la abstención de otras organizaciones políticas para ser investido por los parlamentarios como jefe de gobierno. La segunda organización política en el Parlamento, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que logró 85 bancas, ya le comunicó al rey que no va a apoyar a Rajoy en una sesión de investidura. Ni siquiera va a abstenerse. El líder socialista, Pedro Sánchez, dijo que su partido “no va a apoyar aquello que quiere cambiar”.

Más o menos lo mismo transmitieron la coalición de izquierda Unidos Podemos (que tiene 71 diputados) y el partido de derecha Ciudadanos (con 32). Sin embargo, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, manifestó que su partido está dispuesto a abstenerse en una segunda votación, en la que Rajoy ya no debería alcanzar la mayoría absoluta para ser investido, sino que le basta con reunir más votos a favor que en contra. Capaz que sí Rajoy aceptó el encargo de formar un gobierno, pero instaló varias dudas El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aceptó ayer el encargo de formar gobierno que le hizo el rey Felipe de Borbón, como establece la Constitución española. Sin embargo, el líder del conservador Partido Popular (PP) no terminó de aclarar el camino que piensa recorrer a partir de ahora, incluso si se presentará o no a una sesión de investidura en el Parlamento.

Su partido fue el más votado en las elecciones de junio, en las que obtuvo 137 diputados, pero necesita del apoyo o la abstención de otras organizaciones políticas para ser investido por los parlamentarios como jefe de gobierno. La segunda organización política en el Parlamento, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que logró 85 bancas, ya le comunicó al rey que no va a apoyar a Rajoy en una sesión de investidura. Ni siquiera va a abstenerse. El líder socialista, Pedro Sánchez, dijo que su partido “no va a apoyar aquello que quiere cambiar”.

Más o menos lo mismo transmitieron la coalición de izquierda Unidos Podemos (que tiene 71 diputados) y el partido de derecha Ciudadanos (con 32). Sin embargo, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, manifestó que su partido está dispuesto a abstenerse en una segunda votación, en la que Rajoy ya no debería alcanzar la mayoría absoluta para ser investido, sino que le basta con reunir más votos a favor que en contra.

“Lo que he hablado con el rey es lo que le he dicho, salvo lo que no le he dicho”, dijo Rajoy después de reunirse con Felipe de Borbón, según citó eldiario.es. La frase se suma a varias otras que no terminan de aclarar sus planes. El objetivo de Rajoy es lograr un acuerdo con otros partidos para formar un gobierno “moderado, estable y con apoyo parlamentario claro”, pero esto no parece posible por ahora. Sin embargo, el dirigente también afirmó: “Estoy dispuesto a encabezar un gobierno en minoría si el resto de partidos asume una lealtad mínima para la estabilidad presupuestaria, transposición de directivas comunitarias, política exterior y política antiterrorista”.

Rajoy comenzará una serie de negociaciones con otros partidos en la que tratará de encontrar “puntos de encuentro” en esos temas. Sin embargo, no aclaró qué hará si esos diálogos no se convierten en acuerdos.

Lo que generó mayor incertidumbre fue que el presidente en funciones dijo que necesita tramitar esa búsqueda para ver si está “o no en disposición de ir al debate de investidura” y que “ahora no es posible anticipar el futuro”. Rajoy afirmó que si bien está dispuesto a gobernar sólo con los 137 diputados del PP, no dijo que “vaya a ir a la investidura con 137 diputados”.

El líder del PSOE, Sánchez, dijo que “es la responsabilidad constitucional” de Rajoy someterse a la votación de investidura después de haber aceptado el encargo del rey, y el portavoz parlamentario de ese partido, Antonio Hernando, consideró “inaceptable e inconstitucional” que el presidente en funciones “haya especulado con no acudir a la investidura”. Agregó que “tendrá que acatar y cumplir la Constitución”. No está claro tampoco cuándo se sometería Rajoy a una votación en busca de su designación como presidente. La titular de la Cámara de Diputados, Ana Pastor, anunció que le va a dar “un tiempo” al dirigente para que busque apoyos.


Etiquetas