Ir al contenido

Nacional | Jueves 21 • Julio • 2016

Roberto Conde durante la conferencia de prensa, ayer, en la Casa Bertolt Brecht. Foto: Santiago Mazzarovich

De otras épocas

Conde: “Es central movilizar y empoderar a los jóvenes para que tomen las riendas de la construcción política”

“Yo aporto mi trayectoria, mi experiencia, el hecho de que he estado muchos años en la conducción de la fuerza política, en el Poder Ejecutivo, en el Poder Legislativo, en el campo internacional. Conozco la sensibilidad de la fuerza política, los actores, y en mi condición actual de independiente puedo articular con todos ellos, con independencia de criterios, para fortalecer, como cuestión principal y fundamental, el frenteamplismo por encima de todo. Eso es lo que yo pretendo, y no tengo otra misión que contribuir a esa causa”, afirmó Roberto Conde, candidato a presidente del Frente Amplio (FA), al cierre de su campaña, ayer, en la Casa Bertolt Brecht.

Mejorar la comunicación y aprender de los jóvenes fueron los temas centrales en su discurso. Dijo que hay que “recomponer inmediatamente” lo que refiere a la información, comunicación y formación de los militantes, un “paquete muy grueso y duro”, que “está muy debilitado en el Frente Amplio [FA]”.

El ex socialista, fundador del FA, sostuvo que hay que “multiplicar” los medios técnicos de comunicación de la fuerza política. “Es inconcebible que tengamos un canal de televisión por internet apagado, porque no se le cargan contenidos”, afirmó, observando que hay que aprovechar los medios online para llegar “en forma permanente” a los “cientos de miles de adherentes”.

También se refirió a las Redes Frenteamplistas, que, a su entender, están subaprovechadas por la fuerza política. “Tenemos que utilizarlas para generar hechos políticos, dialogar con los animadores de las redes y alentarlos a promover la vida política y cultural desde el punto de vista del programa del FA, desde la construcción de hegemonía de la sociedad”, afirmó.

En cuanto a los comités de base, consideró que hay que cuestionar su despliegue en la sociedad. “No pueden ser organismos encerrados en sí mismos, tienen que tener ámbitos nuevos y frescos de militancia. Los compañeros de la base política del FA tienen que vivir como piel de la sociedad, cada uno en su ámbito, los jóvenes militando en los ámbitos de las plataformas de derecho, de creación y transformación cultural de la sociedad, de los movimientos artísticos. También en lo que tiene que ver con temas estudiantiles, de trabajo, de emancipación del hogar, de la construcción de las nuevas formas de vida”, dijo.

Por otro lado, se detuvo en los jóvenes -uno de los temas centrales de su plan de trabajo- a los que “nuestras políticas no han alcanzado”. Puso la experiencia del movimiento No a la Baja como “ejemplo” para la fuerza política y consideró “esencial” “empoderar” a los jóvenes para que “tomen las riendas de la construcción política”. “Fueron los jóvenes que hicieron que la sociedad se conmoviera, se movilizara y cambiara su estado de ánimo. Tenemos que lograr que las nuevas generaciones se constituyan en plataforma de lucha, en defensa de sus derechos”, afirmó, sugiriendo que el FA “no tiene que sustituir como aparato político a la movilización de las generaciones jóvenes, sino, por el contrario, impulsarlas”.

Jóvenes razones

En el salón, donde acompañaban a Conde el senador del Espacio 1001 y ex intendente de Canelones Marcos Carámbula, el diputado del Partido por la Victoria del Pueblo Luis Puig y el director de Promoción Sociocultural del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) Federico Graña, entre otros, también había un grupo de jóvenes. la diaria conversó son ellos sobre sus razones para apoyar el proyecto. Pamela Hernández, de 22 años, consideró que es el candidato que va a “resignificar la izquierda”, que “va a llevar un mensaje renovador, en el sentido de volver a las bases”. Dijo que lo apoya, además, porque “es estratégico en el Congreso que se nos viene tener un candidato así: fuerte y con ideas de izquierda”, en referencia a la instancia política que celebrará el FA en setiembre.

Por su parte, Agustín Artigas, de 24 años, consideró que uno de los temas más importantes para debatir es “el relacionamiento con el campo popular y qué rumbo toma el gobierno en los años que nos quedan de gestión: si nos acoplamos a defender las conquistas ante la crisis internacional o vamos a dejar desprotegidos a los más desprotegidos”. “Creemos que la fuerza política, lejos de furgón de cola del gobierno, debe ser la que conduzca el proceso de transformaciones y de avances, que defienda el gobierno, pero que también sea capaz de criticar, frenarse y decir ‘por acá no vamos’”, agregó.

Gerardo Núñez, de 31 años, sucesor en la banca del ex diputado comunista Óscar Andrade, consideró, en tanto, que los jóvenes son “un componente fundamental de la fuerza política, tanto en su composición de militantes como en la votación del FA”. “Podemos aportar algunas ideas, con nuestra creatividad y sobre todo con el hacer, con el poner el cuerpo”, afirmó, sugiriendo que “más que excluida o marginada, esta capacidad debe ser abrazada y potenciada”.

Hernández dijo que las prioridades de la fuerza política deben ser “mejorar el diálogo con los grupos sociales y la base social”, y Artigas agregó que es de igual importancia “defender las conquistas que hasta ahora hemos alcanzado”. “Nadie niega que la coyuntura tanto a nivel nacional como regional es compleja; las prioridades del gobierno tienen que ser que no haya ni un solo retroceso en materia de políticas sociales, así como en salario real y presupuesto. Y, en la medida en que la economía crezca, seguir distribuyendo mejor la riqueza”, afirmó.

Núñez, por su lado, complementó: “Que los efectos no sean pagados por el pueblo, trabajadores y trabajadoras. Y, al mismo tiempo, como una necesidad histórica, sintetizar la lucha que se está dando en el campo social con las luchas en el campo político-partidario. No hacer un sancocho, sino tener claramente establecido que tenemos un bloque político y social, con dinámicas y ritmos distintos a la interna, pero que promueve un mismo horizonte de transformaciones”.

Etiquetas