Ir al contenido

Cultura | Viernes 08 • Julio • 2016

Del Centro de Estudiantes de la EMAD

Recibimos y publicamos.

El Departamento de Cultura de la Intendencia de Montevideo (IM) decidió nombrar como director de la Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático (EMAD) al actor, dramaturgo y director de teatro Santiago Sanguinetti, luego de que el Claustro de la EMAD propusiera su nombre y el de Fernando Rodríguez Compare como opciones para el cargo, que venía desempeñando en forma interina Alicia Migdal luego de que la anterior directora, Mariana Percovich, pasara justamente al Departamento de Cultura de la IM. El modo en que el Claustro adoptó esa decisión fue cuestionado por los representantes del Orden de Estudiantes, que había propuesto incluir entre los postulados a Claudia Pérez. Ahora el Centro de Estudiantes de la EMAD (CEEMAD) resolvió hacer pública la siguiente declaración con respecto a la designación de Sanguinetti.

Montevideo, 6 de julio de 2016.

Por la presente el CEEMAD, reunido en Asamblea de Estudiantes en el día de la fecha, considera pertinente manifestar nuestra respuesta ante el nombramiento de la nueva Dirección de la EMAD para el período 2016-2019, realizado por el Departamento de Cultura el 1º de julio.

En primer lugar, apoyar como Orden Estudiantil al nuevo director de la Escuela, Santiago Sanguinetti. Consideramos que él, en el rol de director, será un cambio y un punto de inflexión que contemple las necesidades académicas y artísticas de los estudiantes de la EMAD.

Confiamos plenamente en su formación y su voluntad de direccionar a la EMAD como unidad asociada a la Universidad de la República, hacia el proyecto, ya encaminado, de Facultad de Artes. Valoramos su apertura y diálogo constante con nuestro Orden. Sin embargo, es necesario detenernos en algunas de las afirmaciones realizadas por el Departamento de Cultura, y dejar asentado que el análisis de estas no se opone o enfrenta al apoyo anteriormente mencionado a la actual dirección de la EMAD.

La resolución del Departamento de Cultura dice que “se fundamenta la elección de Santiago Sanguinetti en varias razones. En primer lugar en que es uno de los candidatos propuestos por el orden de estudiantes de la EMAD al Claustro y que llega a la instancia de la entrevista por propuesta del orden docente con aprobación del orden de egresados, lo cual implica el logro de un importante nivel de consenso. A esto se suman la solvencia de sus respuestas y el entusiasmo por la tarea manifestado en la entrevista”.

Si bien asumimos que Santiago Sanguinetti es un candidato que en un primer nivel es compartido por los tres Órdenes por diferentes razones, eso no valida afirmar que dichas condiciones implican el logro de un “importante nivel de consenso” entre los tres Órdenes que sesionaron en la última Asamblea del Claustro. Los estudiantes apoyamos el nombramiento realizado por el Departamento de Cultura, mas no consideramos que se haya tomado en cuenta nuestro proceso de trabajo, ni el nombre que propusimos para que conformara la lista final enviada al Departamento de Cultura. Nuestro nombre no fue tomado en cuenta. Eso se convierte en un hecho innegable. Insistimos, a pesar de que estatutariamente la Asamblea del Claustro del 18 de junio de 2016 se encuentre respaldada por un acta de la cual los estudiantes no fuimos parte. En consecuencia, elevamos al Departamento de Cultura un documento con nuestra situación, y esto hace que afirmemos que no hubo consenso alguno. Es preciso asumir que la candidata por el Orden de Estudiantes no llegó a las últimas instancias del proceso de selección de dirección de la EMAD. Por lo tanto, es importante para nosotros como Orden pronunciarnos y dejar constancia del inapropiado funcionamiento del cogobierno, donde los estudiantes no llegamos a ser escuchados. Nuestra disconformidad no se reduce a ningún candidato en particular, sino a los procedimientos y dispositivos aplicados por el resto de los Órdenes y las actuales afirmaciones con las que el Departamento de Cultura se compromete, después de no darnos las respuestas prometidas a partir de la reunión llevada a cabo en el Edificio de la IM el 24 de junio. Fue mucho más que “atípico” todo lo vivido. Fue un proceso donde se puso en tensión un conflicto estatutario antes que el cuestionamiento ético realizado por los estudiantes hacia el manejo de la situación por parte de los dos Órdenes restantes durante la elección de la nueva dirección.

Como Orden seguiremos trabajando con autonomía, y apostamos a que el Departamento de Cultura tenga en cuenta todo lo sucedido a la hora de enfrentarnos a nuevos desafíos institucionales. Es necesario que todos, desde su nivel de responsabilidad, garanticen dispositivos de participación real. No todos somos igual de responsables, y cada uno hace ejercicio del poder que le corresponde desde los cargos o lugares que ocupa.

Dado cuáles fueron las razones que se han ido visualizando en todo este proceso, nos resta como Orden seguir trabajando para alcanzar un cogobierno real y más transparente. Donde primen la fuerza de los argumentos, y mecanismos transparentes y democráticos de participación en todas las instancias y tomas de decisiones que a los estudiantes nos competen de aquí en adelante.

Sin estudiantes no hay escuela.

Saludos cordiales,

Centro de Estudiantes de la Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático.

Etiquetas