Ir al contenido

Nacional | Jueves 14 • Julio • 2016

Estirar y achicar

Astori valoró la colocación de bonos a escala global “como una demostración formidable de confianza mundial en Uruguay”

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, acompañado por el director de la Unidad de Gestión de Deuda, Herman Kamil, dio a conocer ayer en una conferencia de prensa “una muy buena noticia para el país”. “Uruguay accedió a los mercados financieros internacionales con mucho éxito y con muy buenos resultados […] reabrió dos bonos en dólares a escala global con vencimiento en 2027 y 2050. Originalmente estos bonos habían sido emitidos efectivamente en 2015 y 2014”, anunció el ministro. Astori informó que con esta operación el gobierno persiguió dos objetivos: “Consolidar una línea, que Uruguay ha venido siguiendo desde que se instauró la Unidad de Gestión de Deuda, de tener un prefinanciamiento asegurado, de modo de contribuir a la consolidación financiera del país, y en segundo lugar, el objetivo de extender lo que técnicamente llamamos la duración del portafolio de deuda del gobierno”.

El ministro dijo que el diseño de la exitosa operación consistió en la reapertura de los bonos, y que los resultados concretos en términos cuantitativos arrojaron un valor que llegó a 1.147 millones de dólares, “de los cuales aproximadamente 400 millones corresponden al bono de 2027, y el monto restante, al de 2050”. “El primer dato importante, y fundamental para el país, es que la demanda por estos valores fue más de cinco veces superior a la oferta. El total del libro de órdenes registrado con estas demandas alcanzó la cifra de 5.300 millones de dólares. El bono con vencimiento en 2027 se reabrió con una tasa de interés de 3,52% anual: es el menor costo de financiamiento para un emisión internacional en dólares en la historia reciente de Uruguay. Nunca habíamos pagado un rendimiento tan bajo como este”, aseguró Astori. A su vez, el bono con vencimiento en 2050 se reabrió “con un rendimiento de 4,93%, lo cual también es el menor rendimiento tras las dos emisiones previas de este bono, que fue emitido en 2014, se reabrió otra vez, y esta es una nueva reapertura. El diferencial sobre el bono de referencia del Tesoro de Estados Unidos, conocido como spread, fue de aproximadamente 275 puntos básicos”, agregó.

El ministro destacó que entre quienes “adquirieron estos valores mediante este proceso” hay bancos estatales de Europa y, “por primera vez”, instituciones financieras de Asia. “Obviamente todos los inversores importan, pero el hecho de que haya instituciones estatales de países importantes, de desarrollo avanzado, como los de Europa, y que se agreguen instituciones asiáticas constituye un dato importante. La liquidez del gobierno con los resultados de esta operación es suficiente para prefinanciar un año y medio del servicio total de deuda que tiene planteado el país. Importa destacar que gran parte de los fondos emitidos se va a destinar a amortizar deuda de menor plazo, con lo que se va a estar mejorando con miras a uno de los principales objetivos, que es aumentar la duración de la deuda”, añadió el ministro. Astori valoró este resultado “como una demostración formidable de confianza mundial en Uruguay”, y destacó: “No se adquieren en estas condiciones bonos a 2050 si no hay confianza en el país que realiza la emisión”. “Esta fortaleza se ha visto apoyada con coherencia por los inversores que adquieren la deuda en moneda nacional, por ejemplo en unidades indexadas. Esto también demuestra una confianza en Uruguay que es fundamental para seguir encarando este proceso de desaceleración y apostar a que el país, sobre la base de su solidez financiera, recupere los niveles de crecimiento que había obtenido”, expresó. Finalmente, el ministro de Economía y Finanzas afirmó que esta “es la colocación de plazo más larga en lo que va de este año, 2016: ningún país emergente ha hecho una colocación a plazos tan largos este año como la que acaba de realizar Uruguay”.

Etiquetas