Ir al contenido

Nacional | Miércoles 27 • Julio • 2016

Marcel Slamovitz, Andrés Bentancor y Luis Martínez, de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria, e Isabel Jauregui, Javier Landoni y Celsa Puente, del Consejo de Educación Secundaria, ayer, en la Dinatra. Foto: Pablo Vignali

Pega la vuelta

Fenapes se retira de negociación con el Consejo de Secundaria y el Codicen, y advierte que se puede demorar elección de horas.

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) resolvió ayer retirarse de los ámbitos de negociación con el Consejo de Educación Secundaria (CES) y el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), luego del tercer encuentro en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) y tras no haber podido llegar a un acuerdo. El domingo habrá una asamblea nacional de delegados de la federación, que ratificará la decisión y podría adoptar otras medidas de lucha.

El desencuentro surgió en torno a algunas medidas que tomó el Codicen, que, según los docentes, violan la autonomía técnica del CES. Por un lado, con el objetivo de perder el menor número de clases posible, el Codicen dispuso que las reuniones de profesores se hagan de lunes a viernes, fuera del horario de clase. Los docentes entienden que esto va en contra del Estatuto del Funcionario Docente, que habilita a justificar la falta de los profesores cuando es por participar en una reunión de evaluación. Otras resoluciones del Codicen afectan, señalaron los dirigentes de Fenapes, las licencias por estudio o licencias sindicales.

En el acta propuesta por la Dinatra para firmar ayer se acordaba “reafirmar la plena vigencia del Estatuto, puntualmente en referencia a los arts. 70.8, 70.10, 70.11 y 70.12”, que afectan a este tipo de licencias, y además el CES pedía a Fenapes que si había “situaciones en donde se vulneren los derechos establecidos en estos artículos, se realice la denuncia correspondiente”. El acta también reconocía la vigencia de un acta que consagra los fueros sindicales y reafirmaba el acuerdo alcanzado entre el CES y Fenapes el 18 de marzo, “sobre permanencia de alumnos en las aulas, tutorías, bibliografía de inglés, creación de nuevos cargos, calendario anual, inasistencias los días de paro de transporte y la constitución de un grupo de trabajo para la elección de horas” que, por ejemplo, flexibilizaba la circular del Codicen que establecía que los estudiantes no podían salir del liceo durante todo el horario del turno, aunque no hubieran concurrido sus docentes.

Virginia García Montecoral, presidenta de Fenapes, afirmó que el presidente del Codicen, Wilson Netto, que concurrió al encuentro tripartito, “no estuvo dispuesto a firmar el acuerdo”, lo que, según añadió el dirigente Emiliano Mandacen, “no ofrece garantías en los ámbitos de negociación”. Según Mandacen, Netto estaba facultado por el Codicen a firmar un acta que había modificado, pero no hubo “voluntad de las jerarquías de negociar”. En ese escenario, el dirigente afirmó que el CES se manifestó “en una posición muy endeble”, porque vio “su autonomía técnica violentada”. La consejera de Secundaria en representación de los docentes, Isabel Jaureguy, dijo a la diaria que el CES estaba dispuesto a firmar el acta de la Dinatra. La decisión de Fenapes de retirarse de los ámbitos bipartitos implica no participar, entre otras, de las comisiones de Salud Laboral, y podría afectar puntualmente la elección de horas, que comienza en noviembre pero implica reuniones previas desde agosto (la primera está prevista para el 16 de agosto). Marcel Slamovitz, de Fenapes, aseguró que si la elección de horas funciona “es gracias a los docentes organizados”, y afirmó que no se reintegrarán a estos ámbitos “hasta que la buena fe no vuelva a la negociación”. Consideró que si bien para algunos esta situación puede ser “de conflicto, la responsabilidad exclusiva es del Consejo de Secundaria y del Codicen, y de su presidente, Wilson Netto”.

Mandacen encuadró esta situación en “un marco complejo de conflictividad”, por el recorte al gasto educativo previsto en la Rendición de Cuentas, y la comparó con la actitud de Tabaré Vázquez, que se negó a reunirse con el PIT-CNT: “No hay voluntad de negociar”, afirmó.

Etiquetas