Ir al contenido

Nacional | Miércoles 13 • Julio • 2016

Plantando conquistas

Técnicos de instituciones que tienen contacto con asalariados rurales se capacitan sobre sus derechos.

Un grupo de técnicos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) asistió ayer a una capacitación sobre el trabajo rural. La apertura de la actividad, que fue organizada por la Unidad de Empleo Rural (UER), estuvo a cargo del subsecretario del MTSS, Nelson Loustaunau, y del director nacional de Coordinación en el Interior de esa cartera, Jorge Mesa. Lilián Ion, de la UER, explicó a la diaria que la iniciativa surgió en un ámbito de coordinación interinstitucional entre el MTSS, el MGAP y el Instituto Nacional de Colonización (INC) en el que “se planificó realizar instancias de capacitación sobre los derechos y obligaciones de los trabajadores rurales, orientadas a la institucionalidad que tiene políticas hacia el trabajo rural”. “Se están haciendo instancias de carácter regional y esta capacitación tiene dos módulos: un primer módulo que aborda el tema de los derechos de los trabajadores rurales y un segundo módulo, que se va a realizar el 24 de julio, sobre el tema seguridad y salud laboral, y seguridad social en el trabajo rural”, agregó Ion.

Los técnicos involucrados en la capacitación de ayer pertenecen al MTSS, la Dirección General de Desarrollo Rural y la Dirección General de la Granja del MGAP, el INC, el Secretariado Uruguayo de la Lana, MEVIR y el Instituto Nacional del Niño y el Adolescente del Uruguay. La iniciativa también abarca a algunas instituciones que todavía no se han sumado, como el Ministerio de Desarrollo Social, el Instituto Plan Agropecuario, y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, entre otros. El segundo módulo corresponde a técnicos de Montevideo, Canelones, Florida y Durazno. Por su parte, Mesa dijo a la diaria que el objetivo de la capacitación es “integrar de mejor forma conocimientos y recursos en el territorio para difundir los derechos laborales, el marco de negociación colectiva y preocuparnos por algunas temáticas que son salientes en el caso del sector rural, como las condiciones de trabajo, los accidentes, la salud laboral, la formalización del trabajo”, y destacó “la preocupación siempre permanente entre el campo de los derechos definidos por la ley y los convenios y el campo de la realidad, de los hechos, lo que ocurre en la práctica con el ejercicio de esos derechos”. El jerarca agregó que se pensó en la institucionalidad que “tiene contacto con el sector en el sentido más amplio”: empresarios, asalariados rurales, colonos, productores familiares, etcétera.

“A veces ese contacto sigue la lógica de la producción o de la vivienda o del acompañamiento, como en el caso del MTSS, de las relaciones laborales, y existe la necesidad de producir un esfuerzo más integral, para tratar de llegar de manera más efectiva al contacto con todos los actores sociales”, añadió.

De menos a más

Loustaunau destacó en la apertura de la capacitación que los trabajadores rurales “son la principal fuerza laboral del país, ya sea de forma asalariada o como pequeños emprendimientos”, y que “es el mayor grupo de trabajadores por rama de actividad, ubicándose por encima de 10 % de la población económicamente activa”. El subsecretario del MTSS agregó que, sin embargo, “tal vez la historia de nuestro país ha hecho que exista una visión restrictiva hacia los derechos de esta clase de trabajadores”, recordando que desde hace pocos años tienen derecho a trabajar ocho horas. “Pese a ser la principal fuerza laboral del país, a diferencia de los trabajadores urbanos, estos difícilmente podían ejercer sus derechos colectivos, la negociación colectiva, su libertad sindical, y cuando la ejercían, claramente eran objeto de persecución”, explicó en la actividad, según registra la web del MTSS.

Mesa informó que se firmó el convenio colectivo del sector forestal, que había vencido en diciembre del año pasado, y confirmó que se acordó que fuera retroactivo al 1º de enero de 2016. El jerarca reconoció que el Poder Ejecutivo no votó ese convenio y que su aprobación fue fruto de un acuerdo entre empleadores y trabajadores. “El Poder Ejecutivo tiene una opinión que se traduce en los lineamientos para la negociación colectiva, pero hay un marco legal que privilegia el acuerdo entre las partes, y eso efectivamente ocurrió. La ley permite que los actores sociales se pongan de acuerdo”, explicó. Mesa también informó que en junio vencieron los convenios colectivos del grupo 22 (ganadería, agricultura y actividades conexas) y el subgrupo 2, que corresponde al arroz. “Esta negociación se abre ahora”, concluyó.


Etiquetas