Ir al contenido

Nacional | Jueves 11 • Agosto • 2016

Algo cambió

PIT-CNT considera “un avance” los ajustes a las pautas salariales realizados por Vázquez, aunque mantendrá reivindicación por correctivos anuales.

Tabaré Vázquez respondió ayer a los planteos que el lunes le hizo llegar el PIT-CNT, durante el encuentro que mantuvieron con él en la Torre Ejecutiva el presidente de la central, Fernando Pereira, y el secretario general, Marcelo Abdala. En una carta enviada a los dirigentes, Vázquez reconoce que el mercado de trabajo “está sintiendo las repercusiones de un contexto internacional y regional menos favorable”, y considera que “se vuelve imperioso cuidar los empleos de nuestra gente y conjugar esta premisa con evitar pérdidas del salario real”.

Teniendo estos elementos en cuenta, informa que instruyó al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) para que, “considerándolo oportuno, se mantengan los aumentos establecidos en los lineamientos para el primer año, es decir, las pautas salariales fijadas para 2015”. Esto implicará que los primeros ajustes anuales de los convenios firmados este año sean entre 1% y 1,5% superiores a lo previsto, explicó Abdala. Las pautas del Poder Ejecutivo proponían aumentos de entre 8% y 10% para 2015 (dependiendo de si el sector se considera en problemas, medio o dinámico), y de entre 6,5% y 9% para 2016, por lo que el cambio habilita un aumento mayor.

La otra modificación es la actualización de las franjas que habilitan aumentos diferenciales para los salarios sumergidos. En la carta, el presidente explica que el lineamiento será “sustituir la herramienta del aumento distintivo único por la aplicación de un aumento por inflación”. Tanto Abdala como integrantes del Poder Ejecutivo explicaron a la diaria que las franjas que en 2015 se situaban en 12.000 y 14.000 pesos nominales, y que habilitaban aumentos extras de 3,5% y 2,5% respectivamente para los salarios que estaban por debajo de esos montos, se actualizarán por la variación del Índice de Precios al Consumo entre el 30 de junio de 2015 y el 1° de julio de 2016, es decir, de 10,94%. Así, los salarios de hasta 13.300 pesos nominales tendrán un aumento extra de 3,5%, y los de hasta 15.500 pesos, uno de 2,5%.

Además, Vázquez dispuso que el MTSS convoque a la central sindical a una reunión de trabajo para “brindar toda la información, evacuar las dudas y realizar el análisis correspondiente” sobre el tratado de libre comercio que Uruguay está negociando con Chile, un tema que genera preocupación en el PIT-CNT. También acordó citar al Consejo Superior del Trabajo, un ámbito tripartito para discutir, según explicó Abdala, “la inversión de la administración central, la inversión de nuestras empresas del Estado, el sistema de compras públicas, la inversión privada”, de forma de delinear “un plan de generación de puestos de trabajo de calidad”. Mañana habrá una reunión del Consejo Superior Tripartito de los Consejos de Salarios, en los que se confirmarán estos cambios.

Midiendo las medidas

El secretario general del PIT-CNT consideró que la nota de Vázquez da cuenta de “un avance muy significativo”, aunque no contempla todos los puntos planteados por el PIT-CNT, en particular los cambios en la periodicidad de los ajustes correctivos por inflación, que el Poder Ejecutivo mantiene en 24 meses, mientras que los dirigentes sindicales reclaman que sean anuales. La carta no menciona este punto. Además, Abdala reconoció que, si bien al mantener los ajustes de 2015 los aumentos serán mayores a los previstos, solamente algunos podrán empatar el actual nivel de inflación. Aseguró que estos aspectos “seguirán siendo parte de las propuestas y de las plataformas del movimiento sindical”. Sobre los cambios en los correctivos dijo que no descarta que el Poder Ejecutivo “lo mantenga a estudio y en algún momento lo podamos ver”.

Esta valoración, de todas formas, será discutida el lunes por un plenario de los delegados sindicales a los Consejos de Salarios, el martes en el Secretariado Ejecutivo de la central y el jueves 18 en la Mesa Representativa, que tiene sobre la mesa la convocatoria a un paro general parcial para la segunda quincena de agosto. El secretario general del PIT-CNT opinó que seguramente la movilización prevista se posponga: “Probablemente se resignifiquen las acciones, más vinculadas a los Consejos de Salarios, un poco más adelante, porque estos son avances conquistados por una orientación de propuesta, de negociación y de lucha”, afirmó a la diaria.

Para otros dirigentes, sin embargo, la respuesta de Vázquez no conforma. “A mi entender absolutamente insuficiente la respuesta del Presidente, no asegura que no se pierda salario real”, adelantó en Twitter el vicepresidente de la central, Joselo López.

A los que tampoco les cayeron bien los cambios fue a los empresarios. La Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) ya adelantó que “lamenta” el cambio de criterio anunciado, porque “dificultará aun más la situación de las pequeñas y medianas empresas del país en cuanto a hacer frente a los costos salariales para los próximos años”, lo que se ve agravado, señala, “por los aumentos impositivos previstos en el Proyecto de Ley de Rendición de Cuentas y los nuevos anuncios de mayores cargas impositivas para el sector empresarial”. En un comunicado difundido ayer, la CNCS también lamenta que “el diálogo del señor Presidente sólo contemple las aspiraciones del sector trabajador y no considere la situación de elevados costos salariales y de otra índole que soportan las empresas”.

Etiquetas