Ir al contenido

Nacional | Lunes 29 • Agosto • 2016

Deberes

Fenapes resolvió un paro de 24 horas el 7 de setiembre si no hay acuerdo con el Codicen.

La Asamblea General de Delegados de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) resolvió ayer realizar un paro nacional de 24 horas específicamente asociado al conflicto que mantiene actualmente con las autoridades de la educación. Tras varias semanas de negociaciones en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra), el Consejo Directivo Central (Codicen) de la ANEP y Fenapes no alcanzaron un acuerdo. El gremio acusa al Codicen de violar el acuerdo que habían alcanzado con el Consejo de Educación Secundaria sobre la permanencia en los centros de estudios, y de no respetar la libertad sindical ni el Estatuto del Funcionario Docente. Si bien la semana pasada hubo acuerdo en reafirmar estos puntos, el Codicen pretendía que temas como la libertad sindical y el respeto a la negociación colectiva se siguieran discutiendo en la bipartita entre el Codicen y la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza de Uruguay, lo que Fenapes interpreta como un “desconocimiento” al sindicato.

Para salir de “esta situación de trancazo”, según explicó José Olivera, secretario general de Fenapes, se resolvió pedirle a la Dinatra que convoque de forma urgente a un ámbito de negociación en el que acordar. Pero además resolvieron que, de no concretarse este acuerdo antes del jueves 1º, se convoque a un paro nacional de 24 horas para el miércoles 7 de setiembre por este tema. Esta medida será independiente del otro paro nacional de 24 horas que varios sindicatos de la enseñanza proponen realizar el 15 de setiembre (cuando el PIT-CNT haga su paro parcial), que se enmarca en la aprobación de la Rendición de Cuentas y la defensa del presupuesto universitario, por lo que podría haber dos paros de 24 horas en una semana.

Consultada sobre esta medida la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, deseó que el sindicato “se abocara a dar más propuestas para el futuro que a mirar para el pasado”. Opinó que los gremios educativos “deben poner por delante a sus estudiantes”, lo que significa “asistir todos los días a clase, y hacer propuestas para mejorar el marco pedagógico”. “No he escuchado propuestas de los gremios de la enseñanza media”, afirmó.

Etiquetas