Ir al contenido

Internacional | Miércoles 31 • Agosto • 2016

Emmanuel Macron, ministro de Economía de Francia, ayer en París. Foto: Matthieu Alexandre, Afp

Otra baja más

El ministro de Economía francés renunció al cargo para concentrarse en su nuevo movimiento político.

Dimitió Emmanuel Macron, el ex banquero de 38 años que hasta ayer era el titular del Ministerio de Economía de Francia y uno de los “protegidos” del presidente François Hollande. El ministro dijo que abandonaba el cargo para tener la “libertad” de proponer su propio análisis de la situación del país y de las soluciones que necesita, en una breve conferencia de prensa que brindó después de presentar la renuncia ante Hollande.

El ahora ex ministro agregó que llegó el momento de emprender “una nueva etapa” en su lucha política y construir un proyecto centrado exclusivamente “en el interés general”, que no se vea limitado por la responsabilidad que implica ocupar un cargo en el gobierno. Ese proyecto tiene que ver con En Marcha, un movimiento político que Macron lanzó en abril y que, según dijo, no se enmarca ni en la izquierda ni en la derecha. En el cierre de su declaración, Macron dijo que está orgulloso de haber aportado cambios concretos en la vida de los franceses, agradeció a Hollande por su confianza, y aclaró que su dimisión no significa que se convierta en opositor al gobierno, sino que se debe a su voluntad de dar un paso más en su visión política.

El político no dijo explícitamente si se presentará a las elecciones presidenciales pero dio algunas pistas, por ejemplo cuando manifestó su deseo de “transformar a Francia a partir del próximo año”. Las elecciones están previstas para abril de 2017. El líder de En Marcha también afirmó: “El único momento en que los debates necesarios para decidir las transformaciones pueden tener lugar de forma útil son las campañas presidenciales”.

Si confirmara su candidatura, Macron se metería en la campaña con viento a favor. De acuerdo con los medios franceses, es el ministro mejor valorado del gobierno y el político de izquierda preferido de los franceses en general, según las encuestas. Los últimos sondeos indican que si fuera el candidato a la presidencia tendría más posibilidades de ser electo que el primer ministro Manuel Valls y muchas más que Hollande, que sigue perdiendo popularidad. Una vez que se confirmen las candidaturas, los aspirantes izquierdistas se enfrentarán en las primarias previstas para enero. Ayer Hollande, que siempre defendió a Macron de quienes lo consideraban inexperto, le manifestó su agradecimiento y nombró como ministro de Economía al titular de Finanzas, Michel Sapin, que quedó a cargo de las dos carteras.

Etiquetas