Ir al contenido

Deporte | Viernes 26 • Agosto • 2016

Luis Vargas, de Zamora de Venezuela, e Ignacio González, de Wanderers de Uruguay, en el estadio La Carolina, en Barinas, Venezuela. Foto: George Castellanos, Afp

Pase mágico

Buena victoria de Wanderers en Venezuela.

Wanderers dio un paso importante para seguir avanzando en la Copa Sudamericana luego de derrotar anoche como visitante 1-0 a Zamora de Venezuela en el partido de ida correspondiente a esta llave de la segunda fase del torneo disputado en el estadio Agustín Tovar de la ciudad de Barinas.

El Mago Matías Santos, con un preciso cabezazo luego de un córner bien rematado por el zurdo Rodrigo Rivero, marcó el único gol a los 57 minutos de juego en un partido en el que Wanderers se plantó firme en terreno visitante, supo salir adelante en los pocos momentos en los que los venezolanos lo inquietaron y pudo sacar un resultado más que auspicioso de cara a la revancha.

Los bohemios dirigidos por Gastón Machado anoche en Venezuela comenzaron jugando con Leonardo Burián en el arco; Mauricio Gómez, Diego Barboza, Emiliano Díaz y Martín Rivas fueron los cuatro del fondo; en la mitad de la cancha jugaron como volantes más atrasados Adrián Colombino y Santiago Martínez, delante de ellos lo hicieron Matías Santos, Nacho González y Rodrigo Rivero, y el único delantero neto fue el Chapita Sergio Blanco.

En el comienzo del segundo tiempo, Rodrigo de Olivera ingresó por el Chapita Blanco, que se retiró de la cancha algo sentido; a los 68 Joaquín Vergés entró por Santiago Martínez y cerca del final del encuentro, a los 83, Emanuel Gularte reemplazó al Mago Santos, que además del gol hizo un buen laburo en la mitad de la cancha, siendo una de las figuras bohemias junto al Cachorro Burián, una vez más de sólida gestión. Ambos equipos terminaron con diez jugadores, porque a los 81 fueron expulsados por el árbitro brasileño Leandro Vuaden Nacho González y el venezolano Luis Vargas, por agresión mutua.

El partido revancha entre bohemios y venezolanos aún no tiene fecha definida, pero se jugará durante la segunda semana de setiembre -luego de los partidos de las Eliminatorias-. Lo que sí está plenamente confirmado es que los del Prado oficiarán como locales nuevamente en el estadio Luis Franzini, al igual que lo hicieron cuando se enfrentaron a O’Higgins de Chile.

Recordamos que el ganador de esta llave se enfrentará en los octavos de final de la Sudamericana con el vencedor de la serie que están disputando Junior de Barranquilla de Colombia y el Blooming boliviano, eliminatoria que quedó prácticamente resuelta esta semana luego de que los colombianos se impusieran 2-0 jugando como visitantes en Santa Cruz de la Sierra.

Etiquetas