Ir al contenido

Deporte | Lunes 05 • Septiembre • 2016

Chino y Nacho

Wanderers derrotó a Cerro 3-1 en el Capurro.

Es un gran momento el del Montevideo Wanderers, que juega a dos frentes y no se achica en ninguno. En la Copa Sudamericana, si bien no se clasificó aún a octavos de final, tiene la llave bien encaminada después de derrotar a Zamora como visitante en Venezuela; deberá definir la serie en Montevideo la semana que viene. En el Uruguayo Especial, se metió en el pelotón de arriba tras empatar con River Plate en el clásico y ganarle ayer a Cerro con autoridad y buen juego, a pesar de haber comenzado perdiendo.

El partido se disputó en el Parque Capurro y, teniendo en cuenta el buen arranque de Cerro entre semana, se podía avizorar un cotejo parejo, dinámico e interesante. La victoria bohemia fue 3-1, con goles de Diego Barboza, que lo empató en el peor momento de su equipo, cuando los villeros habían abierto el marcador con una anotación del Pato Facundo Peraza y apretaban para buscar el segundo; Rodrigo Rivero y el Mago Matías Santos, de penal, fueron los autores de los otros dos tantos bohemios.

El zurdo Maureen Franco arrancó inspiradísimo y fue la manija de Cerro para que el equipo de José Puente se pusiera en ventaja. Con el goleador duraznense colaboraron de buena manera el Nano Gonzalo Ramos y Facundo Peraza, que luego de recibir una pelota de Maureen marcó el gol que abrió el score. Con la ventaja los albicelestes manejaron las acciones del partido e hicieron que Leonardo Burián se convirtiera en figura, categoría que compartiría con Sebastián Britos, que con sus atajadas fue clave para que el empate de Wanderers no llegara más temprano. Los dos goleros anduvieron muy bien ayer en el Capurro.

El empate wanderista lo hizo Diego Barboza con un buen testazo que subió como un globo y luego bajó por el segundo palo detrás de Britos. El 1-1 fue la paz para los bohemios, que en el segundo tiempo desplegaron todo su fútbol, con Nacho González como estandarte. Primero el Chino Rodrigo Rivero, con una gran definición cruzada al palo izquierdo, puso el segundo -golazo, un minuto antes había tenido una situación muy similar-, y después el Mago Santos se hizo cargo de un penal para poner el tercero y liquidar el encuentro sobre el final. Rivero y González, el Chino y Nacho, fueron el balón por el piso, la dinámica, la potencia en el ataque.

El fin de semana que viene Wanderers preparará el partido de vuelta con Zamora con una dura parada en el Campeón del Siglo frente a Peñarol. Cerro, por su parte, visitará a Boston River en el estadio Juan Antonio Lavalleja de Trinidad.