Ir al contenido

Ahora | Miércoles 21 • Septiembre • 2016

El asesinato de un negro revive las protestas en Estados Unidos

Un negro de 43 años recibió al menos un disparo en la tarde de ayer en Charlotte; otro fue baleado el viernes en Tulsa.

Las autoridades de Carolina del Norte están reforzando la seguridad en las carreteras de Charlotte. El corte de varias rutas fue una de las consecuencias de la protesta que se generó anoche después de que la Policía de Charlotte baleara a un negro, causando su muerte. La protesta derivó en enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, dejando a diez personas heridas de cada lado, a siete internadas y a cinco presas.

Keith Lamont Scott tenía 43 años y las versiones sobre su muerte son contradictorias. Ambas coinciden en que Scott estaba dentro de su auto en la tarde de ayer cuando la Policía le pidió que descendiera. Según la versión policial, Scott era parecido a un hombre que estaba siendo buscado y cuando descendió del auto lo hizo con un arma en la mano que se negó a soltar, por lo cual recibió al menos un disparo. Según la hija de Scott, que publicó un video en Facebook, él estaba en su auto leyendo un libro, que llevaba en la mano cuando bajó del auto y fue baleado.

Es la segunda ocasión en la que la Policía balea a un negro en Estados Unidos en los últimos días. El otro fue el de Terence Crutcher, en Tulsa, Oklahoma, el viernes. En un video policial se puede ver que él estaba al costado de su auto, detenido en la mitad de una carretera por una avería, cuando se le acercan cuatro policías. Según el relato policial, le pidieron los documentos y cuando él se acercó al auto pensaron que sacaría un arma, por lo cual le dispararon. La Policía reconoció que no se encontró ningún arma en el vehículo.

Desde el fin de semana se han realizado distintas protestas en Tulsa, pero estas han sido pacíficas.

La policía de Charlotte y la de Tulsa anunciaron que investigarán los casos, y el Departamento de Justicia informó que hará sus propias investigaciones.