Ir al contenido

Internacional | Jueves 22 • Septiembre • 2016

Amber Rudd, ministra del Interior británica, asiste a una reunión de gabinete, el 13 de setiembre, en Londres. Foto: Ben Stansall, AFP

Se conoció una nueva base de datos de empresas offshore

La ministra del Interior británica, Amber Rudd, la familia del presidente de Argentina, Mauricio Macri, y la del ex presidente de ese país Fernando de la Rúa aparecen vinculadas con sociedades offshore que figuran en una nueva base de datos que se dio a conocer ayer. Al igual que en el caso de los Panama Papers, la información presentada como Bahamas Leaks fue proporcionada por el diario alemán Süddeutsche Zeitung al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y a medios de distintos países que se encargaron de procesarla. A partir de ayer, comenzaron a publicarla.

Uno de estos medios, el diario argentino La Nación, informó que entre las sociedades offshore de esta base de datos aparece una del grupo Socma, perteneciente a la familia de Macri, y dos empresas de los hijos de De la Rúa, Antonio y Aito, aunque están inactivas desde hace años. Según dijeron los involucrados al periódico, la empresa de los Macri tenía inversiones en la sociedad ViajeYa.com, dedicada a negocios turísticos en internet, que fue desactivada en 2004. Las empresas de los De la Rúa, Furia Investments Holdings Inc y Bonds Cay Development Bahamas LTD, tenían como fin invertir en inmuebles y comenzaron a funcionar en 2006. Unos y otros dijeron al periódico que habían declarado en Argentina su participación en esas sociedades y por lo tanto pagaron los impuestos correspondientes.

Cuando ViajeYa.com fue creada, en abril de 2000, el actual presidente ya no dirigía Socma pero sí era uno de sus accionistas. La Justicia argentina ya investiga si Macri omitió informar en su declaración jurada como jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires otra offshore, Fleg Trading, que se conoció en el marco de los Panama Papers. En el caso de los De la Rúa, tanto Aito como el propio ex presidente aclararon que este último no estuvo involucrado en esos negocios.

El diario también menciona firmas de grandes empresarios de su país, entre ellos las familias Garfunkel y Blaquier, o el Grupo Techint, y aclara que la mayoría de ellos dijeron que sus operaciones con esas empresas están declaradas en el país.

Fuera de Argentina, diversos políticos de varios países aparecen vinculados a sociedades offshore, entre ellos la ex comisionada de la Unión Europea para políticas de competencia comercial Neelie Kroes. Las normas de la Comisión Europea establecen que sus comisarios (algo así como ministros del bloque) deben informar si ocuparon altos puestos en empresas durante los diez años anteriores a asumir sus cargos, informó la agencia de noticias Efe.

El caso de la ministra británica de Interior y su participación en sociedades offshore fue publicado por el periódico The Guardian, que si bien aclara que no tiene indicios de que Rudd haya participado en “actividades irregulares”, destaca que en abril, cuando el entonces primer ministro David Cameron enfrentó un escándalo por tener activos en empresas de ese tipo, la dirigente conservadora lo defendió sin aclarar que estaba en la misma situación. Incluso, cuando BBC le preguntó si ella tenía firmas en paraísos fiscales, Rudd respondió: “No, no tengo. Pero estoy contenta de decir que todos los diputados están en un sistema muy transparente. Deben revelar sus bienes y sus ingresos”.