Ir al contenido

Nacional | Jueves 01 • Septiembre • 2016

Un respiro

El poder adquisitivo de los trabajadores uruguayos aumentó 1,25% en julio, después de varios meses en los que experimentó más bien caídas o un crecimiento nulo. Fueron la moderación de las presiones inflacionarias en el séptimo mes del año y el aumento percibido en el sector privado lo que llevó a que el salario real creciera en términos reales 1,28% en lo que va de 2016.

Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística, el Índice Medio de Salarios aumentó 1,65% en julio, acumulando una variación de 8,88% en los primeros siete meses del año, con crecimientos de 2,4% y 7,6% para el sector público y de 0,34% y 11,3% para el privado.

Teniendo en cuenta que la inflación en julio fue de 0,39%, los privados tomaron ventaja en el crecimiento de su poder adquisitivo (que fue de 2%), mientras que los salarios reales de los públicos se mantuvieron estancados. Sin embargo, en el acumulado anual, la situación se invierte: sobresale el incremento de los públicos (3,5%) por sobre el casi nulo crecimiento de los privados (0,07%).

En el ámbito privado, en julio los salarios de los trabajadores de hoteles y restaurantes fueron los que más aumentaron (4,5%), seguidos de los de los servicios sociales y de salud (3,2%), la intermediación financiera (3,1%), el comercio (2,9%) y las industrias manufactureras (2,5%). En menor medida crecieron los del transporte, almacenamiento y comunicaciones (2,1%) y las actividades inmobiliarias (1,7%), mientras que los de la construcción y los de la enseñanza permanecieron prácticamente incambiados.

En cuanto al sector público, sólo se incrementaron los salarios de los trabajadores de los gobiernos departamentales, 2%, mientras que las variaciones de los de las empresas públicas y el gobierno central fueron casi nulas.