Ir al contenido

Humor | Martes 20 • Septiembre • 2016

EL FARO del Final del Mundo

Vázquez “satisfecho” por reunión con Temer: “Confirmó ser tan facho como Macri; claramente va a favorecer a Uruguay”

Desde el gobierno creen que el repunte de la economía está relacionado con la llegada de la derecha al poder en Argentina, y esperan que el fenómeno se replique por la actualidad de Brasil.

La delegación del gobierno uruguayo que acompañó a Tabaré Vázquez en su viaje a Nueva York para participar en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aprovechó la ocasión para establecer contactos con representantes de otros gobiernos del Mercosur. Una de las cosas que se decidió fue que Uruguay siga encabezando las negociaciones por la firma de un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea. La noticia no cayó bien en Bruselas, desde donde consideran que la decisión “evidencia que a Argentina y Brasil no les importa nada este tema: si ellos nos mandan a Uruguay como negociador, nosotros les vamos a mandar a Malta o a Chipre”.

Este tema y otros relacionados con el Mercosur fueron abordados por el presidente Vázquez y su par brasileño, Michel Temer, durante una reunión que mantuvieron en el día de ayer. En declaraciones a la prensa luego del encuentro, Vázquez dijo sentirse “satisfecho”, ya que “el presidente del hermano pueblo brasileño demostró ser tan facho como [Mauricio] Macri; claramente va a favorecer a Uruguay”. El mandatario recordó que la economía uruguaya está empezando a dar señales de repunte, algo que atribuyó “en gran parte” a la llegada a la presidencia de Argentina del derechista Macri. “Estamos seguros de que el presidente Temer va a ser capaz de darle la espalda a su pueblo y tirarle algunas limosnas a Uruguay”, aseguró. Desde la cancillería reconocieron que si bien la estrategia de recibir dádivas de países grandes “está siendo puesta en cuestión, debido a los problemas que estamos teniendo por el acuerdo con Estados Unidos de canjear naranjas por presos”, la apuesta de recoger las migajas que se caen de la mesa de los países importantes como fórmula para el desarrollo “se mantiene”.