Luis David Almeida, cuidacoches de la rinconada del Palacio Salvo, ayer. Foto: Andrés Cuenca

Intendencia de Montevideo planea crear página web para que los ciudadanos puedan saber qué cuidacoches están habilitados

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
La Intendencia de Montevideo (IM) entregó ayer certificados, diplomas y chalecos especiales a 80 cuidacoches que trabajan en la Ciudad Vieja y en la zona del Parque Batlle. Los chalecos celestes tienen un número de identificación en la espalda y una tarjeta con la foto del trabajador en el pecho. Para la mayoría de los cuidacoches, las dos clases del curso dictado por la IM para poder accede...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

La Intendencia de Montevideo (IM) entregó ayer certificados, diplomas y chalecos especiales a 80 cuidacoches que trabajan en la Ciudad Vieja y en la zona del Parque Batlle. Los chalecos celestes tienen un número de identificación en la espalda y una tarjeta con la foto del trabajador en el pecho.

Para la mayoría de los cuidacoches, las dos clases del curso dictado por la IM para poder acceder a las identificaciones fueron positivas. Uno de los asistentes dijo a la diaria que allí se habló de cómo dirigirse a los clientes y de la necesidad de tener una buena presencia y no tomar alcohol, entre otras cosas. Entre los beneficiarios que participaron en el curso había ex trabajadores de la construcción, canillitas y empleadas domésticas. La mayoría, por las vicisitudes de la vida, al quedarse sin trabajo tuvieron que salir a la calle a cuidar autos. Algunos de los asistentes comentaron a la diaria que pueden sacar entre 5.000 y 8.000 pesos por mes, “cuando la cosa anda bien”.

Uno de los cuidacoches que participaron en el curso se llama Kuldeep, y dijo a la diaria que la certificación le va a permitir “trabajar mejor”. “Es un chaleco que nadie puede conseguir por otro lado, en una ferretería”, afirmó. Kuldeep aún no sabe si la distinción le va a ayudar a recaudar más dinero, pero tiene la esperanza de que así sea, porque “hay personas bien y de las otras”. Este cuidacoche trabaja en la Ciudad Vieja y comentó que los dueños de los autos lo conocen y muchas veces le pagan por día. “Hay abogados que siempre me dan, son bien. A veces aparece alguien que sube la ventanilla, pero no son muchos”, comentó.

Aunque la mayoría de las personas estaban conformes con la propuesrta de la IM, hubo un detractor: “No somos monos. Acá nadie te paga nada. Esto va a traer cola y a más de uno va a embromar”, dijo uno de los cuidacoches, mientras otro negaba con la cabeza, marcando su discrepancia.

El acto fue en el segundo piso del edificio anexo de la IM, ubicado en la calle Soriano. El intendente, Daniel Martínez, termo bajo el brazo y mate en mano, ingresó al lugar varios minutos después de comenzada la ceremonia. En su discurso afirmó: “El trabajo de ustedes, en definitiva, está redundado en dar soluciones a los montevideanos y las montevideanas. A seguir apostando a hacer las cosas bien. Es un placer trabajar juntos para que las cosas se hagan en beneficio de todos”.

En conversación con la prensa, el jerarca departamental destacó que “tener un grupo de cuidacoches con una identificación y que conozcan la reglamentación es fundamental. Se les da la oportunidad de trabajo y las herramientas para que su relación con el ciudadano sea dentro de las normas de convivencia”. También recordó que hubo quejas de vecinos sobre el comportamiento de algunas de las personas que cumplen esta tarea.

El objetivo de la IM es que, en el futuro, los cuidacoches sean monotributistas. “La idea es que no estén fuera del sistema y que se integren a las reglas de juego de la sociedad. Lo mismo sucede con [los recolectores] que tienen carros con caballos, [trabajamos] para que los entreguen y usen una moto. Esto es igual: se trata de formalizar el trabajo en un régimen que implique no matarlos. El régimen monotributista es un monto acotado y perfectamente están pagable por alguien que tenga un trabajo más o menos digno”, sostuvo Martínez.

El director de Movilidad de la IM, Pablo Inthamoussu, dijo a la diaria que este programa “va a seguir, porque tenemos un registro de 750 [personas que trabajan cuidando vehículos] y todo indica que hay bastante más. A la vez, estamos haciendo un censo y llamando a gente que hace la tarea pero no está registrada”.

Inthamoussu remarcó que el dinero que se les da a los cuidacoches es voluntario. “Tiene que salir de nosotros si queremos o no dar la propina. No hay ninguna tarifa por estacionar, salvo cuando el estacionamiento es tarifado. Ellos [los cuidacoches] necesitan un respaldo porque muchas veces tienen el permiso pero viene gente de otro lado, se mete en la cuadra y los expulsa, quitándoles la fuente de trabajo”. El funcionario adelantó que se está trabajando para crear una página web con una lista de los cuidacoches que tienen los permisos. Eso, sostuvo, va a servir para que los conductores identifiquen si hay personas que no tienen los permisos. La página estaría operativa en un mes. Inthamoussu destacó que en esta política también está involucrado el Departamento de Desarrollo Social, porque “mucha gente que hoy está en la calle cuidando coches tiene detrás una familia, y queremos que la IM sea un nexo con la malla de protección del Estado”. Según sostuvo, “muchas de estas personas no saben cuáles son sus derechos”.

Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
La Intendencia de Montevideo (IM) entregó ayer certificados, diplomas y chalecos especiales a 80 cuidacoches que trabajan en la Ciudad Vieja y en la zona del Parque Batlle. Los chalecos celestes tienen un número de identificación en la espalda y una tarjeta con la foto del trabajador en el pecho. Para la mayoría de los cuidacoches, las dos clases del curso dictado por la IM para poder accede...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir