Laboratorio uruguayo investigado en causa por medicamentos falsos y lavado de activos en Brasil

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
Un grupo criminal en Porto Alegre lavaba dinero del narcotráfico mediante la venta de autos de lujo, piedras preciosas y píldoras para combatir el cáncer falsas. La Policía brasileña desarticuló la red la semana pasada y la causa está en la Justicia de ese país. Según informó la prensa brasileña, la Policía investiga en el marco de este caso al laboratorio uruguayo Federico Díaz, ubicado en la ...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

Un grupo criminal en Porto Alegre lavaba dinero del narcotráfico mediante la venta de autos de lujo, piedras preciosas y píldoras para combatir el cáncer falsas. La Policía brasileña desarticuló la red la semana pasada y la causa está en la Justicia de ese país. Según informó la prensa brasileña, la Policía investiga en el marco de este caso al laboratorio uruguayo Federico Díaz, ubicado en la ciudad de Rivera, que niega todo vínculo con las irregularidades.

El 5 de enero, la revista Veja de Brasil informó que en el marco de la operación Placebo, que investiga el tráfico de drogas en Porto Alegre, la Policía de Rio Grande do Sul encontró 130 frascos del suplemento Phospho Ettanolamine, cada uno de los cuales contenía 90 cápsulas de fosfoetanolamina falsas. La organización criminal comercializaba la falsa fosfoetanolamina mediante internet desde Miami, y utilizaba 33 empresas, algunas de ellas sociedades offshore en Estados Unidos y Uruguay.

La fosfoetanolamina solía venderse como sustancia para “píldoras contra el cáncer”, pero desde febrero de 2017 está prohibido comercializarla de ese modo en Brasil, porque se considera que no tiene una eficacia comprobada contra la enfermedad, aunque se puede importar como suplemento alimenticio. Pero además, en el caso de la red desbaratada, las cápsulas ni siquiera contenían esa sustancia, según informó a Veja Márcio Zachello, integrante de la delegación de Represión al Delito de Lavado de Dinero de Brasil.

Según consta en una captura de pantalla del portal RBS TV de la cadena O Globo incluida en una nota sobre el tema con fecha del 4 de enero, el suplemento Phospho Ettanolamine, que se vendía por internet a un precio de 99 dólares, es el mismo que ayer de tarde figuraba a la venta en la página en internet del laboratorio Federico Díaz, al costado de la leyenda: “Llega el suplemento que va a transformar tu vida”. “En breve suplementos”, prometía ayer una inscripción que encabezaba el anuncio. En la presentación del producto para su venta por internet no se mencionan efectos vinculados con el cáncer; en cambio, se sostiene que consumirlo mejorará la calidad de vida, “el desempeño de las células de defensa” y “el equilibrio de las funciones metabólicas del cuerpo”. En esa misma presentación, que consta en la captura de pantalla de O Globo, se nombra al suplemento como Phospho Ettanolamine Federico Díaz.

Según Veja, el laboratorio Federico Díaz niega irregularidades en la fabricación y comercialización del producto. la diaria intentó en reiteradas ocasiones, sin éxito, comunicarse con los responsables del laboratorio. En su página en internet también promocionan la venta de suplementos vitamínicos, repelentes y pomadas para tratar el acné y las quemaduras.

La responsable de la división Evaluación Sanitaria del Ministerio de Salud Pública, Ana Pérez, dijo a la diaria que el laboratorio está habilitado a producir otros medicamentos. En cuanto a la fosfoetanolamina, aclaró que no hay ningún medicamento habilitado en Uruguay que la contenga.

También está involucrada en la causa la empresa estadounidense Quality Medical Line, con sede en Miami, que alega que la fosfoetanolamina vendida en Miami cumple con todas las exigencias de la normativa estadounidense, y que los controles que exige el gobierno de su país arrojaron que las cápsulas contienen lo que indica la etiqueta del medicamento. Sin embargo, un control encomendado a la Universidad Estatal de Campinas arrojó que las píldoras comercializadas no tenían esa sustancia, publicó el periódico brasileño Zero Hora el 3 de enero. Zero Hora informó, con base en declaraciones de un ex socio de la empresa Quality Medical Line, Humbero Silva de Lucca, que las primeras cápsulas comercializadas sí contenían fosfoetanolamina, fabricada por el laboratorio Federico Díaz de Uruguay, pero que luego se comenzó a importar otras sustancias desde China para introducir en las píldoras, lo que permitió reducir costos en 75%. De Lucca, a su vez, está en prisión por porte ilegal de armas y uso de documentos falsos.

En la acción policial de la semana pasada se incautaron armas y 103 vehículos, informó O Globo.

Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
Un grupo criminal en Porto Alegre lavaba dinero del narcotráfico mediante la venta de autos de lujo, piedras preciosas y píldoras para combatir el cáncer falsas. La Policía brasileña desarticuló la red la semana pasada y la causa está en la Justicia de ese país. Según informó la prensa brasileña, la Policía investiga en el marco de este caso al laboratorio uruguayo Federico Díaz, ubicado en la ...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir