Encuestas de intención de voto siguen generando polémica pero no hay consenso en el sistema político para regularlas

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
El viernes, la empresa Opción Consultores difundió en los medios los resultados de una encuesta de intención de voto realizada en diciembre de 2017. El sondeo arroja que 28% de la población uruguaya tiene intención de votar al Partido Nacional (PN) y 25% al Frente Amplio (FA) en las próximas elecciones. Estos resultados fueron replicados en el informativo _Telenoche_, de Canal 4, y generaron po...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

El viernes, la empresa Opción Consultores difundió en los medios los resultados de una encuesta de intención de voto realizada en diciembre de 2017. El sondeo arroja que 28% de la población uruguaya tiene intención de votar al Partido Nacional (PN) y 25% al Frente Amplio (FA) en las próximas elecciones. Estos resultados fueron replicados en el informativo Telenoche, de Canal 4, y generaron polémica en las redes sociales. En primer lugar, se hizo notar que la suma de todos los porcentajes daba 102%, en lugar de 100%. Además, se señaló el hecho de que la encuesta era “vieja” y no registraba, entre otras situaciones, el conflicto del agro y la actitud del gobierno frente a él. El politólogo Daniel Chasquetti opinó en Twitter que era necesario aclarar que la encuesta era “vieja, porque ocurrieron cosas” entre diciembre y febrero. Cuestionó también que la encuesta tuviera sólo 600 casos y un error muestral de 4%, que deja, por ejemplo, completamente dentro del margen de error a los porcentajes que marcan el Partido de la Gente (4%) y Unidad Popular (2%). “Creo que todos los valores inferiores a 4% deberían haber sido agrupados en un rubro ‘otros’”, opinó Chasquetti.

La difusión de la encuesta coincidió en el tiempo, además, con la presentación en VTV de otra encuesta de intención de voto, realizada por la consultora Radar entre el 20 y el 31 de enero, que daba primero al FA con 33% y segundo al PN con 28%.

El politólogo Miguel Lorenzoni, diputado suplente de Asamblea Uruguay y secretario del diputado del mismo sector José Carlos Mahía, también criticó en Twitter la encuesta y su difusión. “Qué nivel paupérrimo el de @TelenocheUy publicando una encuesta vieja realizada en diciembre”, escribió. Luego agregó: “La empresa @OpcionOpcion, que es la que este medio toma, debería salir por su propia imagen a aclarar o solicitar explicaciones a @TelenocheUy. Engañar a la gente no ayuda a construir una mejor democracia en ningún lado”. Finalmente cuestionó que la empresa haya presentado la información en el canal. “Con esta poca rigurosidad es que se degrada una herramienta valiosa y nace el descrédito hacia nuestra carrera”, lamentó.

Daniel Mordecki, docente universitario de usabilidad, ha ingresado más de una vez en el debate público de las encuestas y apoyó un proyecto para regularlas. Mordecki mencionó, en conversación con la diaria, otros dos “incidentes públicos” que involucraron a Opción Consultores. El 28 de octubre de 2014, Agustín Bonino, socio director de Opción, dijo a la diaria que el FA tuvo “un crecimiento importante en los últimos días de campaña” y que a la empresa le pareció un cambio muy abrupto que pasara de 42% de intención de voto a 48%, y por eso en la ponderación matizó [a la baja] ese incremento. Mordecki mencionó también una encuesta sobre violencia realizada por Opción y difundida por el diario El Observador y por Telenoche. Según la ficha técnica, el sondeo tenía 1.300 casos, pero en los gráficos eran aproximadamente 1.800, sostuvo Mordecki. “Y no la corrigieron, lo que habla de un nivel muy bajo de prolijidad o de respeto por quienes lo leen”, cuestionó. De todos modos, consideró que la principal omisión es del sistema político, por no regular para “defender a los ciudadanos y a la democracia”.

No es prioridad

Se acerca la campaña electoral y, como es habitual, la difusión de las encuestas de intención de voto se intensificarán. Con ella lo harán también las críticas. Pero en el sistema político no parece haber consenso para avanzar en una regulación, al menos no en este período legislativo.

El año pasado, Mahía hizo circular un proyecto de ley entre los legisladores de la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Representantes, que no consiguió el visto bueno de los diputados de la oposición. La iniciativa proponía establecer una ficha técnica universal para todas las encuestadoras, así como la obligación de publicarla. También disponía que se detallaran los datos concretos recabados, distinguiéndolos de las ponderaciones. Además, otorgaba carácter de declaración jurada a esos datos.

Mahía explicó a la diaria que el proyecto no ingresó a comisión y no lo hará hasta que se logre “tener una visión común entre todos los partidos” sobre el tema. “No se presentó porque se precisaban mayores niveles de consulta. Creo que hay margen para instalar el debate con fuerza, tiene que tener un enfoque multipartidario”, consideró el diputado frenteamplista. Explicó que la iniciativa apunta a “defender la transparencia y la democracia como concepto”, y a diferenciar a las encuestadoras serias de aquellas que “utilizan cualquier medio para manipular”. De todos modos, admitió que ningún partido político “se ha querido meter a fondo” con el tema.

En el caso concreto de la encuesta difundida el viernes por Opción, Mahía sostuvo que “no refleja la realidad ni cerca”, por el momento en que fue hecha y porque no coincide con otras que han sido difundidas recientemente, como la de Radar.

En cambio, el diputado del Partido Independiente Daniel Radío opinó que no es necesario regular las encuestas, y rechazó las críticas dirigidas a Opción por su encuesta del viernes. “Se cuestiona todo. Todos los días uno ve noticias viejas, de hace años, o cosas cuya falsedad ya está demostrada ante la Justicia y las siguen publicando, y eso nadie propone regularlo. [La encuesta] es de diciembre, tiene 40 días. Es una cosa de locos. Hay como una intención de que no hagan olas, de que no muestren nada”, criticó.

Sobre el proyecto para regular las encuestas, Radío opinó que “tenía el problema de no entender qué son las encuestas en última instancia”, y aseguró que era “tan malo que era vergonzoso firmarlo” para darle entrada a comisión.

Por su parte, el diputado nacionalista Pablo Abdala se mostró abierto a discutir una eventual regulación, pero con participación de la academia y de los actores involucrados, aunque consideró que puede ser “de dudosa efectividad”. Opinó, en cambio, que el debate público puede ayudar a la autorregulación y también promover que los encuestadores, y también los analistas y los medios de prensa, “adviertan la responsabilidad de su tarea”.

Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
El viernes, la empresa Opción Consultores difundió en los medios los resultados de una encuesta de intención de voto realizada en diciembre de 2017. El sondeo arroja que 28% de la población uruguaya tiene intención de votar al Partido Nacional (PN) y 25% al Frente Amplio (FA) en las próximas elecciones. Estos resultados fueron replicados en el informativo _Telenoche_, de Canal 4, y generaron po...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir