Raúl Sendic, presidente de ANCAP, confirmó que la empresa petrolera participará por primera vez en una extracción de petróleo en un pozo de su propiedad y lo hará por intermedio de una empresa mixta, “en asociación y coordinación”, con la venezolana Petróleos de Venezuela SA (PDVSA). Sendic explicó a la Secretaría de Comunicación de Presidencia que Ancap instalará oficinas de la empresa en Caracas para iniciar el trabajo en los “campos maduros”, una vez concluido “todo el proceso previo que se requería” (exploración, hallazgo y autorización).

Sendic puntualizó que ya están aprobados los trámites correspondientes por parte del Ministerio de Energía de Venezuela y aseveró que “comenzará a funcionar” la empresa mixta cuyo capital “estará integrado en 60% por PDVSA y en 40% por ANCAP”. Asimismo, confirmó que “hasta la fecha ANCAP realizó estudios en los dos campos que le habían sido asignados en la denominada ‘Franja del Orinoco’, pero aclaró que “aún no realizó inversiones significativas”.

Aseguró que ambos campos “ya están operativos” por parte de PDVSA y están situados en la jurisdicción del estado de Anzoátegui, en la región oriental.

La extracción permitirá una producción diaria de unos 6.000 o 7.000 barriles de petróleo, que, según Sendic, “equivale al 10% del consumo diario de la refinería La Teja”. Asimismo, el presidente de ANCAP comentó que “no está planteado traer el crudo hacia Uruguay”, sino comercializarlo en Venezuela, lo que puede dar lugar a “una compensación por los pagos de las importaciones de crudo” que realiza Uruguay.

La concesión a Uruguay se gestó en julio de 2006, en el marco de un acuerdo de estudio conjunto, con las empresas petroleras PDVSA y la argentina Enarsa. Una primera etapa que duró hasta agosto de 2008 comprendió operaciones de campo, estudio de gabinete y laboratorio, en la que se realizó la cuantificación y certificación de reservas del bloque a explotar, y se determinó que el petróleo “es extrapesado”. La segunda etapa (hasta noviembre de 2010) tuvo el objetivo de elaborar el plan de desarrollo de producción del bloque donde, posteriormente, se realizaron los estudios económicos correspondientes para determinar diferentes alternativas de negocios como venta directa del crudo extrapesado, venta de crudo diluido y venta de crudo mejorado.

Tremendo plan

Hace pocos días Sendic señaló que el financiamiento de la compra de petróleo por parte de PDVSA eran “las más convenientes y ventajosas”, en referencia a la tasa del 2% anual y con un plazo de 15 años y dos de gracia. Aseguró que ANCAP evaluaba “volver a recurrir a este mecanismo” para financiar las inversiones futuras. No obstante, precisó que el instrumento iba a ser utilizado “con cautela” porque ANCAP “ya realizó gran parte de las inversiones previstas para el quinquenio”.

ANCAP canceló en el correr de enero la deuda de más de 500 millones de dólares que mantenía con la empresa venezolana por la importación de crudo que se realizó entre 2005 y 2012, equivalente a 48 cargamentos de petróleo crudo.

¿Qué inversiones?

Sendic informó que este año la empresa estatal inaugurará en Montevideo dos plantas industriales: una desulfurizadora y otra de biodiésel y recordó que ANCAP está construyendo en Paysandú una planta de bioetanol, en Montevideo, la Regasificadora, y en Treinta y Tres, una planta de cemento.

Respecto de las plantas en Montevideo, la de biodiésel de Capurro será inaugurada en abril y permitirá “incrementar la participación de biocombustibles en el gasoil”. También en ese mes se inaugurará la planta desulfurizadora, que va a permitir mejorar la calidad de los combustibles y reducirá la cantidad de azufre que llevan los combustibles hoy.

Otro de los proyectos de inversión de ANCAP se lleva adelante junto con la Armada. Se trata de la construcción de un “empujador”, una embarcación que será utilizada en las barcazas que transportan combustible por el río Uruguay. El presidente de ANCAP también señaló que la exploración petrolera “sigue avanzando” y en este momento “hay tres barcos haciendo trabajos sísmicos en la plataforma marítima”. Respecto de este trabajo, aseguró que “es de altísima calidad: de Sísmica 3D”. La Sísmica 3D es un método exploratorio de bajo impacto ambiental que permite identificar con mayor precisión la ubicación de estructuras favorables para la acumulación de reservas de gas natural y petróleo en el subsuelo, para luego definir con mayor precisión la posición y el programa de perforación de los futuros pozos productores.

Así, el conjunto de las inversiones de ANCAP para el año que corre alcanzará aproximadamente los 250 millones de dólares, y si se agregan las inversiones privadas en los proyectos, la inversión promovida será de 1.000 millones de dólares.