Entre las líneas estratégicas del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) se encuentran el desarrollo del incentivo a la inversión privada y la facilitación de mecanismos para la obtención de créditos inmobiliarios, entre otras. De acuerdo a la visión del ministro del MVOTMA, Francisco Beltrame, este desarrollo de políticas específicas para el sector que se está realizando desde hace algunos años era necesario, ya que existía una deuda en satisfacer la demanda desde el Estado en relación a la oferta que se solicitaba en el sector inmobiliario. Es por eso que en 2011, por medio de la Ley 18.795, que declara de interés nacional la mejora de las condiciones de acceso a la vivienda de interés social, se plantean diversas líneas con el objetivo de ampliar el interés social de viviendas y facilitar el acceso a los servicios de infraestructura instalados. Esto requiere del mejoramiento de la financiación de viviendas de interés social. En tanto, a partir de la ley se realizó el llamado a inversores para dar respuesta a esta necesidad por medio de la inversión privada en la construcción para vender o alquilar a los sectores de ingresos medios y medio-bajos de la población. Según comentó Beltrame, hasta el mes pasado se presentaron más de 110 proyectos que corresponden a más de 4.500 viviendas. Del total, hay 1.800 que ya se encuentran en obra.

Llamada de mayo

El programa de promoción de la inversión privada en vivienda de interés social que promueve el MVOTMA abrirá en mayo el llamado público para los inversores, que podrán postular proyectos que tengan las características de obras nuevas, reciclaje, obras en refacción o ampliación, tanto en calidad de vivienda económica como media. Para eso, el avance de la obras debe superar, al 30 de abril, un mínimo de 30%. Esto se incentivará por medio de la exoneración de todos los impuestos nacionales que se vinculen con la construcción y también con la creación de un Fondo de Garantía para facilitar el acceso a préstamos bancarios a pequeños y medianos inversores.

Menos es más

Las restricciones que existían en el mercado inmobiliario uruguayo fortalecieron la oferta, dijo a la diaria Beltrame. Los bancos solicitaban desde 30% de ahorro previo para conceder un préstamo por el saldo restante de una vivienda. Esta proporción se convertía en una restricción relevante para ciertas familias, dijo el ministro. Para solucionar esta dificultad, el MVOTMA creó el Fondo de Garantía de Créditos Hipotecarios que comenzará a estar operativo hoy. “Se trata de un nuevo instrumento que intentará satisfacer esa demanda que no estaba cubierta”, dijo Beltrame. Es por eso que los bancos adheridos a este nuevo plan comenzarán a solicitar 10% o 15% de ahorro previo, no más, para adquirir una casa. De acuerdo con la evaluación del ministro, el objetivo es que “con menor ahorro se puede acceder a la vivienda. En un plazo menor y con un menor monto”, explicó. Se trata de una estrategia que desarrollan en conjunto el Fondo Nacional de Vivienda y la Agencia Nacional de Vivienda. La Corporación Nacional para el Desarrollo será quien administre el fondo de garantía y los recursos de los que dispone el MVOTMA. Por el momento, son cinco bancos los que se adhirieron y ofrecerán este servicio, entre los que se encuentran el BBVA, Banco Hipotecario del Uruguay, Banco Comercial, Santander y HSBC. Algunas de las condiciones que se solicitan como requisito para quienes se presenten a requerir el préstamo es que la vivienda sea única y se considera un tope de valor para lo que opera el núcleo familiar. En este caso será de 64.500 pesos. Si el interesado es uno, el ministro explicó que se realizará una tasación para definir la tasa de interés y el monto de préstamo. Éste se brinda en unidades indexadas o pesos uruguayos y el plazo máximo del crédito es de 25 años. Además, se prevé que la cuota sea menor al 35% de los ingresos del núcleo familiar.

Promoción

Otro instrumento que promueve el MVOTMA es el que permite que se pueda acceder a la compra de viviendas promovidas. Se entiende por éstas aquellas construcciones inmobiliarias con exoneración de impuestos. Las no usadas promovidas, aquellas que tienen un valor de 96.600 dólares (sujetas a la variación del dólar y a la unidad indexada) y 129.000 por aquellas de hasta tres dormitorios. Este nuevo sistema aplica en todo el país, pero los valores inmuebles varían según la zona donde esté construida la vivienda. En este sentido, el ministro citó el caso de Montevideo, Maldonado, Colonia y Costa de Oro, donde los precios suelen ser más elevados que en el resto del territorio 
nacional.

Las viviendas promovidas son aquellas que tienen un valor menor de 10% que el resto. En este caso, se puede encontrar una casa de un dormitorio por 92.000 dólares.

De acuerdo a la información brindada por el ministro, en mayo se lanzará otro novedoso instrumento que aportará otras posibilidades para aquellos que habiendo decidido adquirir una vivienda tengan dificultades al momento del pago. Se trata de un subsidio a la cuota para las familias que son sujeto de créditos hipotecarios pero cuyos ingresos no permiten alcanzar el valor de la cuota. Los subsidios podrán cubrir hasta 35% del valor.

Por mayor información se puede consultar por teléfono al 17217 (Agencia Nacional de Vivienda, en el horario de 10.00 a 17.00) o por medio del correo electrónico [email protected]