Como ya es habitual, a lo largo de un intenso fin de semana se realizará la 13ª edición de Montevideo Comics en el Auditorio Nacional del SODRE. Sus organizadores han reivindicado esta nueva edición refiriéndose a que la historieta no es aquello que “nuestros padres compraban en los quioscos hace algunas décadas”, sino algo “vivo” y “efervescente” que no necesita reafirmar sus valores artísticos, narrativos o de entretenimiento. Hasta hace pocos días, la visita de Quino había movilizado a muchos alejados del género, pero la alegría duró poco, ya que por una seria bronquitis debió cancelar el viaje. El director de Montevideo Comics, Matías Castro, dijo a la diaria que “si bien era el invitado más importante, y seguramente el de más jerarquía que habíamos tenido, no dejaba de ser una conferencia y un invitado dentro de los dos días”.

Esta edición cuenta con un récord de 18 invitados internacionales, con un claro predominio de argentinos. El director explicó que ésta es una selección muy variada, con una buena parte de invitados que provienen del circuito independiente. Castro destacó a los argentinos Leandro Fernández y Facundo Percio, dos dibujantes que cuentan con un alto perfil y con varios trabajos en Estados Unidos, donde trabajaron con experimentados guionistas. Por ejemplo, Facundo Percio ilustró un guion creado en los años 80 por Alan Moore y Malcolm McLaren -mánager de Sex Pistols-. El organizador contó que el guion nunca se había convertido en historieta hasta hace unos años, cuando una editorial decidió rescatarlo y convocar a Facundo para ilustrarlo. Además, ambos argentinos han trabajado con prestigiosos guionistas, como el estadounidense Ryan Good, y se destaca la “alta calidad de sus trabajos”.

Este año también se presentará Gustavo Sala, humorista gráfico e historietista que si bien proviene del mundo independiente, en la actualidad trabaja en Página 12 y en revistas como Rolling Stone. En esta oportunidad, en vez de ofrecer una conferencia, realizará un show de stand up junto con el uruguayo Ignacio Alcuri, mañana a las 21.30. Entre los demás invitados, Castro destacó la presencia del francés Edmond Baudoin, figura erigida entre la pintura y el cómic considerada el pope del cómic, independiente francés, ya que en los 90, “junto a otros artistas, fue uno de los grandes impulsores del movimiento independiente de Francia. Luego se convirtió en un artista consagrado, con muchos álbumes a cuestas”. El organizador agrega que lo interesante es que Baudoin es un autor integral, y que, desde el punto de vista plástico, “sus libros son espectaculares”. Este artista, que brindará una performance de dibujo en vivo junto con un músico de jazz -además de hablar el domingo a las 19.40-, ha estado muy vinculado con Latinoamérica, hasta el punto de que decidió ambientar un álbum en Colombia y otro en México.

Entre las demás conferencias, el ideólogo de Montevideo Comics destacó Un vampiro en dictadura, ponencia -domingo a las 17.40- del guionisa Silvio Galizzi en la que presentará dos libros: uno corresponde a las historietas de Vlad Tepes -“una suerte de álter ego que cruza el humor negro con cuestiones muy políticamente incorrectas y ofensivas”-, y el otro a un álbum recientemente editado, Crónicas del inxilio. “Creo que éste será uno de los lanzamientos más interesantes del año, ya que son anécdotas breves e historias autobiográficas que Galizzi vivió durante la dictadura militar como estudiante militante; el libro fue ilustrado por un argentino que le aporta un toque muy particular. Y esto, a su vez, ofrece otro enfoque -más bien minimalista- sobre la historia reciente”.

Entre las numerosas películas a exhibirse ambos días, el director seleccionó Aya de Yopougon (sábado a las 19.40), una producción francesa que adapta un cómic de seis tomos “escrito por una chica de Costa de Marfil”. Se trata de una historia cotidiana que fue editada por el sello Norma en español antes de llegar a la pantalla grande. También distinguió un documental estadounidense llamado She Makes Comics, de Marisa Sttoter, que narra la historia de las mujeres de la industria del cómic estadounidense, en un _racconto _de todo el siglo XX. “Se exhiben datos raros -cuenta Castro-, como por ejemplo, que en los años 50 creaban y leían historietas casi tantas mujeres como hombres, algo que se fue perdiendo por cambios posteriores de la industria. El trabajo se estructura sobre entrevistas -entre las que se encuentra una veterana muy interesante llamada Ramona Fradon- junto a un variado material documental que habla sobre los movimientos recientes y las cuestiones de género.

Consultado sobre esta nueva edición, el organizador reconoció que lo distintivo es el alto crecimiento en el número de exposiciones, que incluyen nuevas apuestas en formato de holograma: uno de ellos está dedicado a la obra de Rodolfo Santullo, entre otros dibujantes. En esta obra en particular se contará con una pantalla táctil y un menú para que el espectador pueda seleccionar qué proyectar. La otra propuesta holográfica pertenece a Leandro Fernández y Facundo Percio, mientras que las demás exposiciones responden a un formato tradicional, entre las que se encuentra una historia del cómic en Estados Unidos; dibujantes uruguayos como Alejandro Colucci, junto a otros italianos (Manuele Fior), suizos (Ibn Al Rabin) y alemanes (Tim Gaedke).