El certamen que Robert Redford creó hace más de 30 años continúa con su objetivo de convertirse en una propuesta alternativa frente a Hollywood, y hoy ya se ha instalado como un festival de referencia, que a partir de la independencia de sus producciones abarca una programación cada vez más diversa, dando a conocer nuevas joyas del cine independiente internacional.

El Festival de Sundance, que en las ediciones anteriores fue la plataforma de lanzamiento de grandes películas, como Boyhood, de Richard Linklater, y Whiplash, de Damien Chazelle, lanzó la edición 2016 con 123 largometrajes provenientes de 37 países, luego de una selección a la que se postularon más de 4.000 películas y 9.000 cortometrajes.

La competencia oficial incluye 66 películas, entre las que se encuentran tres largos y dos documentales latinoamericanos que compiten por el Premio del Jurado en las ternas Mejor drama y Documental internacional. Una de estas producciones es Mi amiga del parque (Argentina/Uruguay), dirigida y actuada por la porteña Ana Katz, en la que participan Julieta Zylberberg y Maricel Álvarez. El cuarto trabajo de Katz, después de El juego de la silla, Una novia errante y Los Marziano, se centra en la maternidad y sus lugares comunes y en los hijos como un misterio, mediante el extraño y conflictivo vínculo entre dos madres que se conocen en un parque barrial.

Las demás son Aquí no ha pasado nada (Chile), del director Alejandro Fernández Almendras, que, según se puede leer en la sinopsis, se trata de una adaptación libre del polémico caso de Martín Larraín, hijo de un ex senador chileno que fue absuelto por la Justicia a fines de 2014 después de haber atropellado mortalmente a Hernán Canales.

La última película latinoamericana de la terna es la colombiana La ciénaga: entre el mar y la tierra, codirigida por Carlos del Castillo y Manolo Cruz. Este trabajo se aleja de la violencia y el narcotráfico que han distinguido a las últimas producciones colombianas y cuenta la historia de Alberto, que, a pesar de vivir a 300 metros del mar, no puede visitarlo porque padece distonía, una enfermedad que bloquea su capacidad de movimiento y lo mantiene conectado a un respirador artificial. Según explicó Del Castillo en una conferencia de prensa, la película tiene una connotación distinta en el contexto latinoamericano, ya que se trata de una relación entre una madre y su hijo que, en este caso, trasciende las barreras convencionales, y para algunas personas esto podría “rayar en lo absurdo”.

Entre los estrenos más esperados se encuentran largometrajes como Captain Fantastic, con Viggo Mortensen y dirección de Matt Ross; Frank & Lola, un thriller romántico escrito y dirigido por Matthew M Ross y en el que trabaja Michael Shannon; Love & Friendship, lo último de Whit Still- man, con Kate Beckinsale; Angus Dei, de Anne Fontaine; Ali & Nino, con la española María Valverde, y T_he Hollars_, la segunda película del cineasta norteamericano John Krasinski, además de la comedia Wiener-Dog, nueva apuesta de Todd Solondz –director de la monumental Felicidad-, y Mr. Pig, del mexicano Diego Luna.