Rodolfo Illanes, viceministro de Régimen Interior de Bolivia, murió a causa de un derrame cerebral causado por golpes que le dieron en la cabeza y en el tórax los mineros que lo tuvieron secuestrado en las últimas horas, informó hoy Edwin Blanco, fiscal del distrito de la ciudad de la La Paz.

“Hubo agresión física múltiple, agresión en la cabeza y el tórax. Incluso hubo un derrame cerebral y costillas fracturadas", señaló el fiscal. El asesinato de Illanes fue confirmado ayer de noche por el ministro del Interior Carlos Romero. Según informó la Agencia EFE, su cadáver fue recuperado esta madrugada en la localidad de Panduro, a 180 kilómetros de La Paz. El jerarca había ido a ese pueblo para abrir un diálogo con manifestantes de las cooperativas mineras que bloqueaban desde el martes con las principales carreteras, en oposición a una ley promulgada por el presidente Evo Morales.

La norma estimulaba la conformación de sindicatos en las cooperativas, lo que generó la oposición de estas. Morales calificó al asesinato de “imperdonable”.