A las 13.00 de hoy, el ex preso de la cárcel de Guantánamo Jihad Diyab se desmayó, informó su círculo de allegados. Dos ambulancias de ASSE llegaron a asistirlo, y los médicos le aplicaron suero para hidratarlo, "siguiendo el protocolo médico que indica que si el paciente pierde el conocimiento, su doctor tiene la potestad de decidir por él qué medidas de urgencia tomar para salvarle la vida", explica el comunicado.

Los militantes que lo rodean, nucleados en el grupo Vigilia por Jihad Diyab, dijeron que el refugiado permanecerá en internación domiciliaria hasta nuevo aviso.