El senador colorado Pedro Bordaberry anunció que interpelará en la Comisión Permanente al ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, por la compra de un avión "presidencial" por 890.000 dólares, realizada por intermedio de su cartera.

Se trata de un modelo Hawker HS 125-700, usado. “Suben los impuestos, suben las tarifas y se compran un avión de más de un millón de dólares con el dinero de los uruguayos”, dijo el senador en declaraciones a Búsqueda. La compra de este avión ha sido criticada por la oposición y ha generado cruces entre el gobierno y el Tribunal de Cuentas de la República (TCR).

Mientras que el TCR observó el proceso licitatorio, la Fiscalía de Gobierno de Primer Turno consideró, en una resolución firmada el 29 de diciembre, que “no ha existido, ni en forma real ni en forma potencial, un apartamiento de las normas sobre contratación pública en lo que refiere a los criterios adoptados en el Pliego Particular de Condiciones, no verificándose ningún supuesto de vulneración de los principios de igualdad de los oferentes y de concurrencia”.

En tanto, algunos legisladores del oficialismo también cuestionaron la compra. Entre ellos el diputado de la Liga Federal Frenteamplista, Sergio Mier, que dijo a Montevideo Portal que “no le cae bien” que se haya reiterado el gasto para comprar un avión para la Presidencia.

En junio del año pasado, Vázquez defendió la compra de esta aeronave, y dijo que no será “presidencial”, ya que será utilizada para otras tareas. "Denominar a esta compra como la 'adquisición del avión presidencial' no se ajusta a la realidad ni a la intención que motivó esta operación. Se compra por parte de nuestra Fuerza Aérea un avión multipropósito para sustituir y ampliar las tareas que actualmente cumple el avión conocido como 'El Brasilia', que cuenta con muchas más horas de vuelo que el que estamos considerando", dijo el mandatario a El Observador en aquel momento.