El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que saca a ese país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), tal como lo prometió en su campaña. Otros países del TPP –integrado, además de por Estados Unidos, por Chile, Singapur, Nueva Zelanda, Brunéi, Canadá, México, Australia, Perú, Japón, Malasia y Vietnam– han manifestado su voluntad de mantener el acuerdo pese a la salida de Estados Unidos.

Al firmar la orden ejecutiva, Trump dijo que esta es "una gran medida para el trabajador estadounidense". El mandatario defiende una política comercial proteccionista y reclama a las empresas que se instalen en Estados Unidos y creen puestos de trabajo en ese país, y que no fabriquen sus productos en países con mano de obra más barata para luego exportarlos a territorio estadounidense, en algunas ocasiones aprovechando acuerdos de libre comercio.

En la misma línea proteccionista, el gobierno de Trump suspendió ayer durante 60 días la importación de limones desde Argentina, que había sido habilitada en diciembre.

Además, Trump firmó otras órdenes ejecutivas mediante las cuales congeló las contrataciones de funcionarios, excepto en las Fuerzas Armadas, y prohibió que Estados Unidos colabore con organizaciones civiles que promueven la legalización del aborto en países extranjeros.