La empresa finlandesa UPM emitió un comunicado de prensa hoy en el asegura que no está negociando una tercera planta pastera con el gobierno uruguayo. En su lugar, afirma que el diálogo con el Poder Ejecutivo se ha basado en proyectos de infraestructura para el desarrollo de largo plazo.

“UPM declara que no está involucrada en negociaciones sobre una inversión de planta de celulosa con el gobierno uruguayo”, sostiene el comunicado. La empresa, no obstante, asegura que las conversaciones con el gobierno uruguayo han tenido un “espíritu positivo”, pero que estas se han basado en “el desarrollo de infraestructura”. “El inicio de cualquier proyecto de inversión relacionado con una potencial planta de celulosa requeriría la satisfacción de varios requerimientos, uno de los cuales es una conclusión positiva de las negociaciones con el gobierno de Uruguay sobre el desarrollo de la infraestructura”, dice el comunicado. Sin embargo, se agrega, “el debate no se ha concluido y una serie de cuestiones siguen pendientes”.

En otro comunicado emitido por la agencia de comunicación de la empresa en Uruguay, se aclara que "hubo necesidad de aclarar a la comunidad financiera que las negociaciones por el acuerdo de inversión son una fase en el proceso". Según se asegura, "la decisión de inversión es otra fase y no sucede automáticamente después del acuerdo de inversión, puesto que requiere de decisiones separadas como la empresa informara el pasado 13 de julio de 2016".

No obstante, se aclara que "nada ha cambiado en nuestro enfoque hacia el gobierno de Uruguay y sobre el actual proceso de negociación en infraestructura logística, entre otros prerrequisitos".