El acuerdo entre el gobierno y UPM para la instalación de una segunda planta de celulosa está prácticamente cerrado y puede ser firmado la semana que viene, dijeron fuentes del gobierno a El País y a Montevideo Portal.

Por su parte, la empresa presentó un reporte trimestral de actividades en el que advierte que, más allá de la firma del acuerdo, puede llevarle hasta dos años decidir si construir una segunda planta en Uruguay. Entre otras cosas, justifica estos tiempos argumentando que debe hacerse un estudio de ingeniería y conseguir los permisos pertinentes. En el documento, agrega que se espera que Uruguay haga un progreso en cuanto a su infraestructura.

El senador Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, informó el martes que, pese a estos avances, el gobierno no asistirá a la Comisión de Industria del Senado. Estaba previsto que a la sesión de mañana de esa comisión asistieran varios ministros involucrados con las negociaciones con UPM.

Lacalle Pou fue crítico con esa decisión: "Estamos a favor de la instalación y queremos saber qué se está negociando y qué está frenando el acuerdo", aseguró. Además, opinó que "no es correcto" que se informe sobre el acuerdo cuando este ya esté firmado. En declaraciones ante varios medios de comunicación, Lacalle Pou también dijo que la oposición está evaluando la posibilidad de llamar a sala o interpelar a algún representante del Ejecutivo para acceder a la información.