El juez federal Claudio Bonadio procesó hoy a la ex presidenta argentina y actual senadora Cristina Fernández por presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado contra la AMIA en 1994, y pidió al Senado que vote su desafuero para que pueda ser detenida.

Según informó la agencia estatal de noticias Télam, Bonadio tomó esta medida al considerar que la ex mandataria puede entorpecer la causa, abierta por la denuncia por encubrimiento que el difunto fiscal Alberto Nisman hizo en enero de 2015 contra ella y varios integrantes de su gobierno.

De hecho, Bonadio también dictó otros procesamientos: al ex secretario Legal y Técnico de la Presidencia Carlos Zannini y al sindicalista Luis D'Elía, que ya fueron arrestados, y otorgó la prisión domiciliaria al ex canciller Héctor Timerman por su delicado estado de salud. Zannini fue detenido esta madrugada en Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz, y D'Elía en su domicilio de la localidad bonaerense de Laferrere. Además, fue arrestado Jorge "Yussuf" Khalil, referente de la comunidad islámica en Argentina.

Nisman aseguraba que un acuerdo suscrito entre Argentina e Irán en 2013 para investigar conjuntamente el atentado a la AMIA, que dejó 85 muertos y sigue impune, buscaba encubrir a los sospechosos del ataque, entre ellos el ex presidente iraní Alí Akbar Rafsanjani y el ex canciller Alí Akbar Velayatí, para favorecer el intercambio comercial bilateral.

Para que Fernández sea despojada de sus privilegios parlamentarios, el desafuero deberá ser aprobado por dos tercios del total de los senadores.