El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó ayer que 2016 cerró con un déficit fiscal de 4% del Producto Interno Bruto (PIB). Esto implica un crecimiento con respecto al cierre de 2015, cuando el déficit fue de 3,6%, según el comunicado emitido por la cartera.

El MEF señaló que este aumento del déficit fiscal se produce "en línea con lo proyectado en la programación financiera contenida en la última Rendición de Cuentas".

La cartera detalló que los ingresos del gobierno central aumentaron 0,5% con respecto a 2015 pero sus egresos lo hicieron 0,8% "debido a incrementos en remuneraciones, gastos no personales y pasividades", así como en transferencias. Las primeras tres categorías crecieron 0,1% cada una, mientras que las transferencias lo hicieron 0,5%. El aumento de las transferencias, de 8,3% a 8,8% del PIB entre 2015 y 2016, se explica por varios factores, indicó el MEF. Uno de ellos es el pago de 71 millones de dólares al Bank of Nova Scotia en el marco del proceso concursal de Pluna SA. Otros son el aumento de las transferencias a los gobiernos departamentales y el ingreso del último colectivo de pasivos y cónyuges al Fondo Nacional de Salud, que se produjo a mediados de año.

Mientras tanto, las inversiones públicas fueron en 2016 0,1% mayores que en 2015.