El gobierno de Estados Unidos aseguró que responderá de forma “abrumadora” a cualquier ataque de Corea del Norte sobre su país o sus aliados.

Esta expresión fue utilizada hoy por el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, durante una visita a Corea del Sur. "Cualquier ataque sobre Estados Unidos o sobre nuestros aliados será contrarrestado, y cualquier uso de armas nucleares dará lugar a una respuesta efectiva y abrumadora", dijo en una rueda de prensa en Seúl, tras su encuentro con el ministro surcoreano de Defensa, Han Min-koo.

El régimen norcoreano, liderado por Kim Jong-un, "continúa lanzando misiles y desarrollando su programa de armas nucleares, con una retórica y un comportamiento amenazantes", afirmó Mattis, que adelantó que su gobierno desplegará este año el escudo antimisiles THAAD (Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud), que será instalado en territorio surcoreano, en busca de interceptar proyectiles lanzados por Corea del Norte.

Hasta hoy, el gobierno encabezado por Donald Trump no había dado muchos indicios acerca de cómo encararía su relación con Corea del Norte. Mañana Mattis se reunirá con el ministro de Defensa japonés, Tomomi Inada. Se trata de la primera gira al extranjero de un miembro del gabinete de Trump, lo que indica lo importante que es esta región para el Ejecutivo de Estados Unidos.