El secretario general de la junta Nacional de Drogas, Diego Olivera, informó que se van a aplicar sanciones a quienes hagan catas de marihuana para los turistas.

El diario argentino La Nación informó ayer sobre el José Ignacio Social Club y otros clubes cannábicos. La particularidad del establecido en José Ignacio es que ofrece tours cannábicos por 250 dólares que incluyen degustaciones y catas de variedades uruguayas y están especialmente dirigidos a los turistas.

Ante esta información, Olivera dijo a Radio Uruguay que "no existe la posibilidad de desarrollar estas actividades", que terminan haciendo "algo que la ley prohíbe: la promoción" del consumo de cannabis.

Olivera especificó que la actividad de los clubes de cannabis tiene que restringirse a sus socios, que deben ser residentes uruguayos. Por lo tanto, agregó, "extranjeros visitantes a nuestro país no pueden registrarse en un club ni acceder a la compra". Acerca del José Ignacio Social Club, Olivera dijo que se aplicarán sanciones. Detalló que el Instituto de Regulación y Control del Cannabis puede suspender su actividad o retirar su habilitación y confiscar su plantación.

Acerca de si la iniciativa está comprendida en la ley, Alexander Hauptmann, uno de los socios del emprendimiento, especificó en sus declaraciones a La Nación que allí "no se compra ni se vende marihuana: se convida".