La primera ministra británica, Theresa May, sorprendió hoy al anunciar que convocará a elecciones generales anticipadas en Reino Unido para el 8 de junio.

May hizo una declaración hoy frente a su residencia oficial del 10 de Downing Street, donde anunció que no esperará hasta 2020 para la próxima cita electoral.

La jerarca dijo que llegó a la conclusión, “a regañadientes”, de que se debía convocar a elecciones para que Reino Unido pueda contar con un liderazgo estable de cara a las negociaciones sobre la salida del país de la Unión Europea. "He llegado a la conclusión de que la única manera de garantizar certeza y seguridad en los próximos años es mediante la convocatoria de unas elecciones", explicó May, según recoge la agencia de noticias Efe.

Según advirtió, las divisiones en el Palacio de Westminster, sede del Parlamento británico, pueden poner en riesgo el éxito de las negociaciones sobre la salida del país del bloque europeo. De hecho, especificó que el laborismo de Jeremy Corbyn ha amenazado con votar en contra del acuerdo final al que llegue Reino Unido con el bloque europeo, mientras que los independentistas escoceses del SNP se oponen al trabajo que el gobierno está haciendo sobre el brexit". "En este momento de enorme significado nacional, debería haber unidad aquí en Westminster, pero, en cambio, hay división. El país se está uniendo, pero Westminster no", agregó.

La primera ministra presentará mañana en el Parlamento una moción que le autorice a celebrar los comicios antes de 2020.