Por segunda vez en cuatro días, el gobierno uruguayo volvió a exigirle a Venezuela que fije fechas para el “cumplimiento de un cronograma electoral”.

El comunicado firmado ayer por la cancillería y firmado además por los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Paraguay y Perú, condena “enérgicamente la violencia que ha sido desencadenada en Venezuela” y lamenta la pérdida de más vidas. La declaración anterior había sido firmada el 17 de abril.

“Nos sumamos a la declaración formulada hoy por el secretario general de las Naciones Unidas urgiendo a ‘la adopción de medidas concretas de todas las partes para reducir la polarización y crear las condiciones necesarias para enfrentar los desafíos del país en beneficio del pueblo venezolano’”, dice el texto publicado por la cancillería.

Además, la declaración insta a las autoridades venezolanas a adoptar medidas para “asegurar los derechos fundamentales y preservar la paz social”. Por último, señala que resulta “imperativo” que Venezuela “retome la senda de la institucionalidad democrática” y que su gobierno “fije las fechas para el cumplimiento del cronograma electoral, libere los presos políticos y garantice la separación de poderes constitucionales".