La Unión Ferroviaria, el sindicato de trabajadores de AFE, decidió ocupar esta mañana la sede de esta empresa, ubicada en las calles Rondeau y Lima.

En declaraciones a Montevideo Portal, el dirigente Carlos Aramendi sostuvo que la medida se debe a que la empresa busca obligar a los nuevos funcionarios a trabajar 12 horas, lo que evitaría que se contrate personal nuevo. Según dijo, con la ocupación se busca abrir una “instancia de diálogo para destrabar la situación”.

Es “una barbaridad que se pretenda eso en pleno siglo XXI", sostuvo, y agregó que “de acá no nos vamos a mover hasta que el directorio de AFE no nos reciba a los trabajadores, para poder entablar alguna situación de diálogo".