El directorio del Banco República (BROU) definió ayer que no podrá mantener abiertas las cuentas de las farmacias relacionadas con la venta de cannabis.

El propio presidente del BROU, Jorge Polgar, confirmó la situación a El Observador. "La institución no mantendrá relaciones comerciales con las farmacias autorizadas a vender marihuana", dijo este medio.

El BROU, al igual que otros bancos, debe enfrentar acuerdos internacionales que le impiden ingresar al sistema bancario el dinero extraído de la venta de cannabis. "Esto provocaría el aislamiento financiero del BROU, y de sus clientes, impidiéndole realizar cualquier tipo de operación con contraparte internacional. Quedarían inhabilitadas, por ejemplo, la realización de transferencias, operaciones de comercio exterior, y la compra y venta de valores en el exterior", describió Polgar.